Desfile en homenaje a la Ley de Instrucción Primaria Obligatoria, 1920.
+ Chile Crónico
Chile un largo álbum fotográfico.
Tras la pista de Julio Bertrand
La familia Loayza.
Ver Más
 
Link Recomendado
Club de Yates de Valdivia.

Comunidad Activa
Sugerir Temas
Sugerir Agenda
Sugerir Link
Chile Crónico
Inicio/Chile Crónico...
 
1 / 2 /
 
Expulsados del colegio (continuación)

 

Bueno para sumar, se empleó en un banco. Pronto comenzó a vender papeles accionarios en la calle, corredor de la Bolsa espontáneo, lo que era común. Por entonces, en aumento la oposición a Balmaceda y admirador del almirante Montt, se puso a su servicio como mensajero de los conspiradores. Tenía 15 años.

A los 21 se casó con una de las hijas del Cónsul del Portugal, don Antonio Ferreira da Cruz, e inició su descendencia. Con el terremoto de 1906 quedó en la calle, sentados los Holzmann Ferreira en un banco de la Plaza Victoria. El almirante Gómez Carreño los evacuó a Coquimbo pero el joven volvió a resarcirse.

Lo logró gracias a una mina cordillerana, aislada en el cajón del Tinguiririca, en el solitario sector donde luego caería el avión de los rugbistas uruguayos.

Con un socio, Walter Pissa, armó un negocio para el aseo de Valparaíso: "Holzmann y Pissa, los que recogen lo que los demás pisan". Luego haría fortuna en Europa comprando a muy bajo precio los bonos de pavimentación de Chile, un país desconocido.

Holzmann volvió a Santiago, al Parque Forestal, barrio entonces en construcción. Convencido de que la gente debe vivir a una distancia caminable de su lugar de trabajo - nunca aprendió a manejar-, se dio cuenta que faltaban residencias de calidad cercanas al centro. Se fijó en un enorme terreno, de 30 mil metros cuadrados, que los franciscanos habían vendido en 1913 a Walter Lihn -interesante familia la de Enrique Lihn, Raúl Alcaíno Lihn, Cristián Warnken Lihn- quien no había resuelto su destino.

Holzmann buscó un socio, Roberto Araya Lagos y postuló un diseño de recovecos, un ambiente como de París pensado para un ciudadano que se desplaza caminando. Su hijo mayor, Ernesto Holzmann Ferreira, intervino en el proyecto. Vendiendo sitios a personas determinadas, que les aseguraran virtualmente construcciones de calidad, la operación fue un éxito; así nació el Barrio París - Londres.

También creó otros rincones europeos, como las calles Almirante Montt (por su héroe, don Jorge), Príncipe de Gales cerca de La Moneda, Huelén en Providencia... Consciente de que no todos los niños nacen para estudiar, financió a una orden religiosa italiana que creó pioneros centros de formación técnica, donándoles las máquinas para los talleres. Amante de la ciudad, gran caminante -constantes eran sus Cartas al Director criticando alcaldes que no mantenían las veredas limpias-, también creó el desaparecido Cine Alameda -el mayor de su tiempo-, en la Alameda, y el Cine Normandie en la misma avenida.

Puede uno imaginarse la escena, en los Padres Franceses, los tres niños con sus padres, esperando pasar a la oficina del rector, para ser notificados de su expulsión. Tres expulsados, tres grandes chilenos.

 
Subir
1 / 2 /
     
     ¿Tu Favorito?  Escríbenos
 Mapa
 Créditos  Un Sitio:
 Patrocina:
 Ganador del: