Iglesia de San Pedro de Atacama.

Revisa el álbum

Comunidad Activa
Hotel Termas de Cauquenes
Casa de los Velasco
Diario de Viaje por la Carretera Austral
Ver Más
 
Turismo Cultural
Inicio/Notas y Reportajes/Turismo Cultural...
1 /

2 /

3 /
Julio 2006
San Pedro de Atacama
La joya del desierto

 

Decenas de sitios arqueológicos, excelentes museos y el cercano acceso a paisajes de belleza imponente y a comunidades pre-hispánicas, convierten a San Pedro de Atacama en el principal destino turístico internacional del norte de Chile.

Por Rosario Mena

Revisa el álbum

El hecho de que aparezca en cualquier guía y que se le dediquen cientos de reportajes no nos exime de otorgar un espacio en el sitio del patrimonio cultural chileno al principal destino turístico internacional del norte de Chile: San Pedro de Atacama. Un pequeño y antiguo pueblo andino en medio del desierto más seco del mundo, de casi 5 mil habitantes, cuyas calles y casas de adobe albergan hoy hoteles, restaurantes, pubs, agencias de viajes y hasta galerías de arte, conformando una infraestructura de buen nivel al servicio de un turismo no convencional. La oferta, que ha sabido sacar provecho del notable patrimonio cultural y natural, desarrollando, por ejemplo, la gastronomía, la medicina natural y la arquitectura local, se dirige mayoritariamente a extranjeros que todo el año visitan el lugar, atraídos por su místico prestigio.

Ubicado en la Provincia del Loa en la segunda región de Antofagasta a 2436 metros sobre el nivel del mar, en un oasis del borde norte del gran Salar de Atacama (el más grande del país), y a sólo una hora por carretera de la ciudad de Calama, San Pedro es un compendio de riquezas atesoradas en un museo, numerosos sitios arqueológicos, paisajes espectaculares, arquitectura, costumbres, y todo el universo de vestigios prehispánicos de la tradición atacameña que allí se palpa y se respira, bajo uno de los cielos más luminosos y nítidos del planeta.


Capital prehispana

Formado, como muchos otros oasis, por las lluvias del invierno boliviano, San Pedro muestra a ratos una vegetación exuberante compuesta de Chañares, Algarrobos y Pimientos. En sus verdes campos se practica la agricultura desde tiempos ancestrales, conservando los mismos métodos de cultivo usados hace miles de años. Un milagro que los atacameños agradecen a la madre tierra o pachamama, a través de distintas festividades y ceremonias religiosas marcadas por el sincretismo entre los rituales católicos y andinos.

Poblada en forma continuada durante aproximadamente 10.000 años, esta ciudad, centro de la cultura atacameña o kunza, fue codiciada por los imperios Tiahuanaco e Inca debido a su riqueza mineral y su importancia como vía de acceso al comercio del desierto. Conquistada por los incas a mediados del siglo XV, fue más tarde un lugar de tránsito para las expediciones hispanas hacia el Sur del continente, incluida la de Diego de Almagro, que en 1536 pasó por ahí. Hasta 1870, cuando las operaciones se trasladan a Calama, San Pedro fue un centro administrativo y comercial para la minería del cobre, lo que contribuyó significativamente a su desarrollo económico. Hoy sus escasos pobladores viven principalmente del turismo y el cultivo de hortalizas.
 
Subir
 
1 /

2 /

3 /
     
     ¿Tu Favorito?  Escríbenos
 Mapa
 Créditos  Un Sitio:
 Patrocina:
 Ganador del: