Rescate
Inicio/Notas y Reportajes/Rescate...
1 /  2 / 3 / 4 /
Octubre 2007
Violeta Visual (continuación)

 

Arpilleras, pinturas, óleos, cartones, máscaras, esculturas en alambre, trabajos en papel maché sobre cholguán y cerámica son los formatos que adopta la obra visual de Violeta, cuyas primeras piezas produce en torno al año 1952. Inicia sus bordados en 1958, cuando una hepatitis la obliga a guardar reposo en cama. Sus primeras pinturas y arpilleras las realiza en su casa de La Reina, llamada "la casa de palos".

En 1961 se traslada a vivir a la localidad de General Picó, en la pampa argentina, donde pinta, borda y realiza exposiciones, actividad que continúa posteriormente en Buenos Aires. Al año siguiente, realiza su segundo viaje a Europa, junto a sus hijos y su nieta, en un barco que sale desde Buenos Aires con destino a Hamburgo. En el Festival Mundial de la Juventud de Finlandia, además de tocar en familia, Violeta expone por primera vez su obra plástica en Europa.

Se instala pronto en el Barrio Latino de París donde comienza a preparar y gestar su proyecto de una exposición en un gran museo de Francia. Se empareja con el artista suizo Gilbert Favre, residiendo entre Ginebra y París. En 1964 se convierte en la primera artista latinoamericana que expone individualmente en el Museo del Louvre. Sus pinturas, tapices, pequeñas esculturas en alambre y sus máscaras cubiertas con granos de arroz, lentejas y semillas, tipo mosaico, llenan el "Pavillon de Marsan". La muestra se anuncia en un afiche que ella misma confecciona, bordando un gran ojo y las letras sobre una arpillera negra.

Sus obras recrean escenas de la vida cotidiana, fiestas populares, tradiciones y pasajes de la historia de Chile, los mitos y cuentos, la religiosidad, además de su pasión por la música y su complicidad con el pueblo oprimido. "Me esfuerzo por mostrar en mis tapices la canción chilena, las leyendas, la vida de la gente. Y las ideas que tengo que me parecen indispensable decirlas, hacerlas", dice la artista. Las figuras de sus hijos, su nieta, y otros familiares, aparecen continuamente. Su repertorio visual condensa la identidad compartida del pueblo latinoamericano, a través de temáticas como los velorios de angelitos; el sufrimiento del campesino, que expresa en figuras desoladas o recostadas a punto de caer; la representación de epopeyas y héroes nacionales y el Cristo, humano y cómplice de las miserias y alegrías.

 

 
Subir
1 /  2 / 3 / 4 /

Prohibida la reproducción de imágenes y textos sin previa autorización escrita.
     
 Música  ¿Tu Favorito?  Escríbenos
 Mapa
 Créditos  Un Sitio:
 Patrocina:
 Ganador del: