Rescate
Inicio/Notas y Reportajes/Rescate...
1 / 2 /
Enero 2008
Reo-artesano rapa nui
Manos traicioneras (continuación)

 

"Me entrenaron para robar, era una época distinta, donde había mucho robo, había que sobrevivir", relata Alberto al preguntarle sobre su infancia. Luego fue marcado por una oscura experiencia en la milicia, en el norte de Chile: "Estuve 7 años, me enseñaron a matar, eso no era para mí". Tras estas difíciles experiencias, regresó a la isla, se casó y comenzó una nueva vida. La infidelidad de la ex esposa -"con mi sobrino, más encima"-, la convirtió en víctima de femicidio. "Viví 17 años con mi ex mujer. Cuando estuve joven yo tenía toda la libertad, pero cuando uno se casa, se supone que uno se compromete. Ella me quitó todo. Yo quería avanzar, tenía muchos proyectos, para mis niños, tenía mucha energía. Lo perdí todo, tenía un rancho grande, con dos casas, me fui reconociendo con la gente. Trabajaba mucho".

A sus 50 años, Alberto tiene a su haber 14 hijos, 10 mujeres y 4 hombres, con 10 madres diferentes. Todo un récord que, en la Isla, no constituye una gran originalidad y que él, como buen rapa nui, celoso de su hombría, ostenta como un trofeo. "Me gusta probar, crear, vivir. Me he acostado con todo tipo de mujeres: gordas, altas, flacas, chicas".


"Esto es un reality"

Relativa es la privación de libertad para los reclusos de la Cárcel de Isla de Pascua. No sólo se les permite internarse en el campo para recoger madera para sus artesanías ("las piedras las traen los parientes") y se respira un ambiente más bien relajado en la terraza donde trabajan de día, con música y rodeados de naturaliza. La vida transcurre con celebraciones incluidas en este pequeña isla dentro de otra isla. "Esto es un reality", dice Alberto. De hecho, hace pocos meses, contrajo matrimonio en segundas nupcias, con fiesta y todo, en el mismo patio de la cárcel. "Como era viudo, me casé de nuevo", explica sin reparar en la ironía. "Hubo curanto, asado, torta, vinieron como 50 personas. Es que yo soy muy popular". Y de pronto, con el buen recuerdo, lo invade el optimismo: "Cuando yo salga me voy a vivir a Temuco, allá me invitaron a trabajar en una escuela. Me voy con mi esposa".

 
Subir
1 / 2 /

Prohibida la reproducción de imágenes y textos sin previa autorización escrita. Las opiniones expresadas en esta entrevista son de exclusiva responsabilidad de quien las emite y no representan necesariamente el pensamiento de Nuestro.cl
     
     ¿Tu Favorito?  Escríbenos
 Mapa
 Créditos  Un Sitio:
 Patrocina:
 Ganador del: