Marta Cruz-Coke..
 
Otros Perfiles
Benito Baranda
Cecilia García Huidobro
Benito Baranda
Sergio Navarro.
Benito Baranda
Raquel Barros Aldunate.
Ver todos los Perfiles
 
Artículos Recomendados
Conoce la Corporación del Patrimonio Cultural de Chile
 
Comunidad Activa
Sugerir Temas
Sugerir Artículos y Links
Publicar en Agenda
Perfiles
Inicio/Notas y Reportajes/Perfiles...
 

GESTORES CULTURALES
Marta Cruz-Coke, Presidenta de la Asociación de Gestores Culturales:


La primera directora de la DIBAM


La primera mujer en la historia de Chile que ha dirigido la Biblioteca Nacional, gestora cultural de vasta trayectoria, Marta Cruz Coke ha destacado por su tesón para abordar y defender las causas patrimoniales.

Por Rosario Mena

Mujer de armas tomar y figura imprescindible de la vida cultural, Marta Cruz Coke ya ostenta una categoría de personaje histórico: fue la primera mujer en la historia de Chile a cargo de la Biblioteca Nacional, fundada en 1813, al asumir como Directora de la Dirección de Bibliotecas, Archivos y Museos (Dibam), nombrada en 1993 por Patricio Aylwin. "Durante mi vida acumulé una gran cantidad de conocimientos inutiles, que sólo sirven para mi propia entretención", dice esta mujer, dueña de una formación académica no oficial que aprovechó las oportunidades que el destino le ofreció para tomar una infinidad de cursos de primer nivel tanto en París como en Buenos Aires. En el College de France, siguió cursos de historia, sociología, teología y filosofía dictados por los más importantes intelectuales y científicos de Francia. En la Ecole de Louvre, participó en cursos libres para estudiantes sobre pintura medieval y renacentista. En Buenos Aires se inscribió en la Universidad como alumna libre en Filosofía.

Hoy Presidenta de la Asociación de Gestores Culturales, fundadora y primera Presidenta de la Corporación del Patrimonio Cultural de Chile y ex directora del colegio La Maissonette. Marta no se ha cansado de coleccionar títulos y membrecías varias, que van desde Presidenta de la Juventud Católica Femenina hasta su puesto de Agregada Cultural ante la OEA, pasando por el cargo de consejera y tesorera de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, Arquitecto Honorario del Colegio de Arquitectos, Directora Nacional del Departamento de la Mujer en el Partido Demócrata Cristiano, miembro del Consejo Nacional de la Democracia Cristiana Argentina y miembro del Directorio de la Corporación del Patrimonio Cultural de Chile, entre muchas otras cosas.

Como Directora de la Dibam, cargo que implicaba el de Vicepresidenta Ejecutiva del Consejo de Monumentos, previo a la creación, por su iniciativa, de la Secretaría Ejecutiva, Marta fue la encargada de presentar por primera vez en la Unesco, en París, en 1995, la postulación de Valparaíso como Patrimonio de la Humanidad. Esta se concentró en los ascensores, sobre la base de un trabajo emprendido por el arquitecto Antonino Pirozzi. La sugerencia del Director de Patrimonio de la Unesco, de presentar una postulación más amplia de Valparaíso y sumar a ésta las de Chiloé y las salitreras, fueron el impulso inicial que condujo finalmente al proyecto de la creación del Museo del Salitre, por iniciativa del senador Sergio Bitar y al reconocimiento de las Iglesias de Chiloé como Patrimonio Mundial, gracias fundamentalmente a la gestión del Colegio de Arquitectos y los Amigos de Chiloé, en conjunto con el Obispo de Ancud, Juan Luis Ysern.

Sin embargo, sus gestiones con respecto a Valparaíso se encontraron con la negativa del alcalde de Valparaíso, Hernán Pinto, con cuya hostilidad tuvo que volver a enfrentarse al ser designada como Visitadora Especial, con la idea de aunar colaboraciones y juntar personas en torno la postulación oficial, presentada el año pasado por la Ministra Mariana Aylwin. "Hablaré con él cuando se le pase la pataleta", declaró con ironía a los medios en referencia a las acusaciones del edil, quien sintiendo amenazado su territorio, aseguraba que Cruz-Coke era un obstáculo para el éxito de las gestiones. Finalmente y considerando que "no valía la pena, Marta decidió retirarse del asunto. "La autoridad tiene que respetar el patrimonio que representa, pero el alcalde no lo ha hecho", es su opinión invariable frente a un tema que vislumbra sin futuro: "Yo veo muy difícil que Valparaíso sea declarado por la Unesco. A la voluntad política del gobierno tiene que sumarse la de la municipalidad".

Pero ni las polémicas con el alcalde y los intentos fallidos como Visitadora Especial, asustan a esta mujer de carácter fuerte e ideas fijas, acostumbrada a luchar e imponerse en un medio que, si bien le ha otorgado satisfacción y reconocimiento, también le ha presentado difíciles desafíos, partiendo por la reestructuración de la Dibam. "No ha sido nada sencillo, porque no hay nada más difícil que aceptar los cambios -declaró al poco tiempo a la cabeza de la institución. La resistencia viene no sólo de la gente que está involucrada, sino de la gente que está fuera. Nadie quiere mirarnos como algo diferente. Pero hemos logrado despertar al dinosaurio".

 
subir
         
< 1
|
|
     
"Prohibida la reproducción de imágenes y textos sin previa autorización escrita."
Agregar a Favoritos
Escríbenos
Mapa del Sitio
Créditos
Un Sitio
Patrocina