Te Recomendamos
Revisa el álbum de los trabajos en la Iglesia de San Francisco.
 
Comunidad Activa
Sugerir Temas
Sugerir Artículos y Links
Publicar en Agenda
Ropa Tendida
incio/opinión/ropa tendida...
Mayo de 2002

Iglesia de San Francisco:

Cómo arreglar un techo de una iglesia colonial
sin perder la calma
El domingo 18 de mayo se hará entrega de la nueva techumbre de la Iglesia de San Francisco, el monumento colonial más importante de Chile. Cecilia García-Huidobro, vicepresidenta ejecutiva de la Corporación Patrimonio Cultural de Chile, entidad gestora del proyecto, nos cuenta como esto fue posible.

Una mañana de intensa lluvia, recibí el llamado del Senador Gabriel Valdés, quien me contaba, muy preocupado, que había escuchado que el agua corría a raudales, dentro de la Iglesia de San Francisco. Inmediatamente, partimos a ver las consecuencias que los violentos temporales estaban produciendo en la techumbre. Habíamos imaginado un cuadro duro de digerir, pero no la imagen de desolación que nos recibió; con cataratas corriendo por todos los muros. Los hermanos franciscanos corrían con baldes, tratando de detener lo que el ímpetu de la naturaleza desbordaba. Los siglos de uso y la falta de una mantención adecuada habían logrado el colapso de la techumbre y ya era una cuestión de tiempo para asistir al desplome definitivo. Estamos hablando del monumento colonial más importante de Chile, que alberga la colección de imaginería colonial más valiosa que poseemos. Aparte de eso, celebramos este año, los 450 años de la llegada de los franciscanos a Chile, con un legado inconmesurable en casi todos los rubros de la vida nacional.

La energía y capacidad del Senador se pusieron inmediatamente en marcha, tomando la salvación del monumento como un desafío personal. Convocó a la Orden y en una reunión conjunta, se decidió dar inicio a las acciones necesarias para lograr recuperar la techumbre, solicitando a la Corporación Patrimonio Cultural de Chile ser el ente coordinador y gestor del proyecto.

Cuando el Ministro de Vivienda y Urbanismo, Jaime Ravinet se enteró del caso, se apersonó en la Iglesia, manifestando su intención de sumarse a la iniciativa, poniendo a disposición los equipos técnicos del Ministerio, para elaborar un proyecto tentativo y mandar una cuadrilla de trabajadores a hacer trabajos de emergencia, como el destape de las canaletas. A las dos semanas, ya teníamos el primer presupuesto que contrastaba con las arcas vacías de la iglesia. Paralelamente, ya se había involucrado el Ministerio de Obras Públicas, a través de la Dirección de Arquitectura, quien asignó un equipo técnico que diagnosticó la situación al detalle, dando vida al proyecto definitivo, con todos sus planos y especificaciones. El Consejo de Monumentos Nacionales nos otorgaba los permisos necesarios, señalando que el criterio de restauración que se aprobaba era el historicista, es decir, el apego absoluto a la construcción colonial. Este criterio encarecía aún más el proyecto, al remplazar, por ejemplo, las canaletas de PVC hoy utilizadas, por canaletas de cobre.

 
subir
         
< 1
|
|
     
Prohibida la reproducción de imágenes y textos sin previa autorización escrita.
Agregar a Favoritos
Escríbenos
Mapa del Sitio
Créditos
Un Sitio
Patrocina