Comunidad Activa
Sugerir Temas
Sugerir Agenda
Sugerir Link
Perfiles
Inicio/Notas y Reportajes/Rescate/Perfiles...
1 / 2 / 3 / 4 / 5 / 6 /
Mauricio Redolés
Combo poético (continuación)

 

Actos poéticos

- Hablemos del tema del barrio. Cuando llegas a Chile grabas el disco Bello Barrio, en el ´87. En el ´98 grabas Bailables de Cueto Road, que es la calle donde te crías y donde aún vives, en la misma casa… Después fabricas la Cajita del Bello Barrio, que trae tierra del barrio Yungay y espejos que contienen su luz, recogida en una esquina…

- El barrio está en extinción. Pero no tengo ninguna parada teórica al respecto. Simplemente le he cantado al lugar donde he vivido. A mi propia aldea…Además tuve la suerte de vivir en uno de los pocos barrios que quedan en Santiago… Eso es muy agradable. En la Nueva Novela Chilena, de Juan Luis Martínez, está la explicación del trabajo que me di con la cajita de Bello Barrio.

- ¿Conociste a Juan Luis Martínez?

- Yo tengo una especie de vergüenza de acercarme a la gente que admiro. Y también una especie de soberbia, como decir: "algún día ellos también sabrán quién soy yo". Con Juan Luis Martínez ocurrió que coincidimos en un almuerzo. Nos presentaron y nos dimos la mano (su mano siempre envuelta en un guante blanco). Le regalé mi libro Tango, escrito en Inglaterra, ilustrado por Nemesio Antúnez, y se lo dediqué. Después alguien lo encontró en una librería de viejos y me lo mostró. La dedicatoria decía: "Con profunda admiración al poeta Juan Luis Martínez. Mauricio Redolés". Lo que hice, igual como lo hacía Juan Luis Martínez, fue tachar su nombre en la dedicatoria y cambiarlo por el del chico que lo había comprado, que ni me acuerdo su nombre…

- ¿Cuál es el proyecto artístico que más te entusiasma ahora?

- Quiero hacer una exposición en la Biblioteca de Santiago con mi colección de papeles encontrados en la calles. Son 400 papeles catalogados. Si veo que hay un papelero que me llama, sigo el llamado y voy. Esto comenzó el '87, cuando encontré un papel arrugado que resultó ser una carta escrita por un preso a su mujer, donde la amenazaba con suicidarse si no hablaba con el abogado. De ahí seguí recogiendo papeles en todas partes. Después me amplié a pedazos de madera y tela escritos. Cada papel tiene un sentido. La lectura total se la da la ciudad. A veces ni siquiera tienen letras, sino marcas, huellas.

- Tu casa está llena de cachureos… Han salido en la tele últimamente casos de gente que tiene el llamado mal de Diógenes. Viven aislados y acumulan basura para suplir la soledad…

- Tengo 3 piezas llenas de cosas, capaz que tenga esa enfermedad. Pero estoy tan ensimismado que no lo sé. Ahora ya no recojo papeles, salvo que algo me llame mucho. Lo que estoy juntando son los objetos del futuro. Tengo un catastro: incluye cascos para soñar y un pedazo de una nave espacial, además del bastón de Wilma, un personaje que le falta una pierna, y que aparece en mi libro sin publicar, Bienvenidos a Ciudad Alta.

 
Subir
1 / 2 / 3 / 4 / 5 / 6 /
     
     ¿Tu Favorito?  Escríbenos
 Mapa
 Créditos  Un Sitio:
 Patrocina:
 Ganador del: