Link Recomendado
Club de Yates de Valdivia.

Comunidad Activa
Sugerir Temas
Sugerir Agenda
Sugerir Link
Chile Crónico
Inicio/Chile Crónico...
 
1 / 2 /
 
Saint George, 70 años (continuación)

 

Muchos aprendimos a escribir en la Academia Literaria, como Armando Uribe, José Miguel Ibáñez, Carlos Ruiz Tagle, Antonio Avaria. Recuerdo, en el Club de Biología, a Costoya y Zegers (el padre de Antonia, la actriz), hoy destacados médicos especialistas en fertilidad asistida.
El secreto era la energía, el impulso de hacer cosas, lo que fuera. Ser gente de acción. Es un principio básico en Estados Unidos. También la importancia del deporte; otro tema de energía y esfuerzo. Era mucho más importante que ser rico. Ser millonario, como Ricardo Claro, Eliodoro Matte, los Hurtado Vicuña, los Lecaros Menéndez, no era tema. Los héroes eran deportistas, como Cristián Errázuriz al batir el record nacional de salto alto.

En mi curso estaba Sergio Lecaros Menéndez, de los millonarios de la Patagonia, con un castillo con parque y piscina frente al colegio, lugar que dio espacio a cuatro edificios, el conjunto Tetrápolis. Muchas veces hicimos carreras circulares por el parque, y después comíamos el mismo pan con dulce de membrillo y tomábamos el mismo café con leche que en cualquier casa. El castillo era medio lóbrego y nunca se me ocurrió envidiarlo. A pesar de la fama de "colegio de ricos", convivíamos familias muy variadas pero por entonces no nos dábamos cuenta. Como decía, era mucho más importante ser un gran atleta o, como Hernán Precht, saber dibujar caricaturas y, con micrófono en mano en las fiestas del colegio, saber contar chistes. También era un valor superior tener hermanas atractivas.

Poco después vino el quiebre político y se quebrantó esa inocencia. Hace pocos años, en una fiesta de curso, un compañero tomó la palabra y pidió perdón. Por haber negado el derecho a pensar distinto, por haber quitado el saludo a otros, por haber odiado. Treinta años después, ya canosos, el colegio pareció resucitar de las cenizas.

Se había olvidado el derecho a pensar libremente, a escoger el propio camino, el "hagan lo que quieran pero háganlo bien".

La reforma educacional, para mí, pasa por infiltrar las actividades extra-programáticas en la educación formal. Es lo que viví el último año de colegio, en que pude escoger el curso de "Letras". En Matemáticas, en lugar de ecuaciones, pasamos la historia de los números, la invención del 0, cosas para mí comprensibles. Y con muchos talleres, clubes, academias de expresión personal, espacios para construirse.

En su origen, la palabra educación implica "sacar hacia fuera", ayudar a abrirse, conocerse, descubrirse a uno mismo; no es "meter la materia" en las cabezas. La regla de oro griega y humana era y es el "Conócete a ti mismo".

 
Subir
1 / 2 /
     
     ¿Tu Favorito?  Escríbenos
 Mapa
 Créditos  Un Sitio:
 Patrocina:
 Ganador del: