El Monasterio Benedictino de Las Condes, una de las más destacables expresiones de la arquitectura modernista en Chile, es obra del monje y arquitecto Gabriel Guarda, en conjunto con el arquitecto Martín Correa.
 
Otros Perfiles
Benito Baranda
Cecilia García Huidobro.
Benito Baranda
Marta Cruz-Coke.
Benito Baranda
Raquel Barros Aldunate.
Ver todas las Perfiles
 
Artículos Recomendados
- Entrega Premio Bicentenario 2003
- Todo sobre el Premio Bicentenario
 
Comunidad Activa
Sugerir Temas
Sugerir Artículos y Links
Publicar en Agenda
Perfiles
Inicio/Notas y Reportajes/Perfiles...

Mayo 2003


Padre Gabriel Guarda, Premio Bicentenario 2003

El monje del patrimonio

Abad del Monasterio Benedictino, historiador y arquitecto, el Premio Nacional de Historia 1984, sobre quien recae el Premio Bicentenario 2003 ha desarrollado una valiosa y fructífera labor de investigación y difusión de nuestro patrimonio arquitectónico, y es uno de los más profundos conocedores de la época colonial.

Galardonado este año con el Premio Bicentenario, otorgado por la Corporación del Patrimonio Cultural de Chile en conjunto con la Universidad de Chile y la Comisión Bicentenario, el historiador y monje benedictino Gabriel Guarda es una de las personas que con mayor profundidad ha revelado el entramado cultural de la época colonial chilena. Nacido en Valdivia en el año 1928 obtuvo el Premio Nacional de Historia en 1984.

Arquitecto, académico y consultor de Unesco, el Padre Gabriel Guarda, a través de cátedras, seminarios, y publicaciones ha realizado una importante labor de rescate del patrimonio cultural arquitectónico de zonas como Chilé, Osorno, Valdivia, Colchagua y Valle del Elqui y otras, además de participar en diversos proyectos patrimoniales y arquitectónicos, entre ellos la construcción de la Catedral de Valdivia. Entre sus múltiples libros editados destaca su estudio sobre la obra del arquitecto Joaquín Toesca, que introdujo en el Chile colonial el neoclasicismo europeo.

Sus trabajos han permitido conocer los orígenes e influencias de las construcciones en nuestro país y elaborar catastros que han servido a su conservación y difusión. Destacan en este sentido sus obras, ilustradas con fotografias y planos, sobre la arquitectura de Valdivia entre los siglos XVIII y XIX y la arquitectura en madera en el sur de Chile.

Hombre de pensamiento e ideas profundas, su visión sobre el Bicentenario de la República aporta el reconocimiento de aquellas figuras e instituciones en donde se gestaron los valores y directrices que hicieron posible la Independencia. "Fue la Universidad de San Felipe y todos los colegios reales los que formaron unas generaciones que fueron capaces de manifestarse en 1810 y en los años siguientes", ha dicho en entrevista con El Mercurio.
Su gran admiración por la época colonial, de la cual destaca su carácter festivo, que dio origen a la gran mayoria de nuestras tradiciones populares, se combina con su interés por la arquitectura contemporánea, la mayoria de la cual considera "desgraciadamente vulgar, copiada, mediocre".

Además de Abad del Monasterio Benedictino de Las Condes y actualmente, Presidente de la Comisión de Bienes Culturales de la Iglesia, Guarda ha sido profesor de Historia en la Facultad de Teología, de Derecho y de Arquitectura de la Universidad Católica. También ha sido docente de la Universidad Austral de Chile y en universidades de Madrid y de Sevilla, así como miembro de diversas instancias y organizaciones ligadas al patrimonio, entre ellas el Consejo Internacional de Monumentos y Sitios (ICOMOS), dependiente de Unesco; la Comisión de Defensa del Patrimonio del Colegio de Arquitectos de Chile; el Museo Histórico Nacional; la Comisión para la Integración Cultural y la Conservación del Patrimonio Cultural, dependiente de OEA; la Comisión de Conservación del Patrimonio Artístico e Histórico de la Iglesia y la Fundación Iglesias de Chiloé, entre otras.

Su decisiva contribución a la toma de conciencia social con respecto al valor del patrimonio cultural del país, la preservación para las genraciones futuras de testimonios tangibles de la historia urbana y arquitectónica y la comprensión y difusión de nuestra historia patria, ha sido clave en su reconocimiento con el Premio Bicentenario, pasando a formar parte de la lista de diez hombres destacados por su influjo en la vida cultural y social y su espíritu republicano.

 
subir
     
Prohibida la reproducción de imágenes y textos sin previa autorización escrita.
Agregar a Favoritos
Escríbenos
Mapa del Sitio
Créditos
Un Sitio
Patrocina