Te Recomendamos
- Enfoques Anteriores
- Sitio Ser Indígena.

Comunidad Activa
Sugerir Temas
Sugerir Artículos y Links
Publicar en Agenda
Enfoque
Inicio/Opinión/Enfoque...
Octubre 2004


Revisar el especial

Lindura criolla. El otro especial de belleza...


A través del especial Lindura Criolla. El otro especial de belleza..., nuestro.cl ha querido presentar una alternativa frente al ideal de belleza que actualmente reina en la publicidad y en los medios de comunicación masiva. Un ideal caracterizado por el culto a la juventud, a los cuerpos esbeltos y voluptuosos, al éxito fugaz y a una hermosura que se sostiene sólo en la superficie y que carece de valores como la autenticidad. Un arquetipo que estimula el uso del bisturí y del implante, la adquisición compulsiva de productos de belleza y de prendas de vestir según la pauta que impone el mercado de la moda. Un concepto que conlleva a la no aceptación y a la negación de las características físicas y, muchas veces a la frustración al tratarse de una carrera sin fin hacia un estereotipo ajeno a nuestra realidad y cultura. Esto nos motivó a proponer el cultivo de la belleza según el enfoque de Nuestro.cl.

Partimos por demostrar la relatividad del ideal imperante de belleza haciendo una revisión de dicho concepto en las culturas ancestrales de América a través del reportaje Vanidades precolombinas, en donde el antropólogo Francisco Mena describe usos, que para la sociedad occidental contemporánea son considerados feos.

Luego, apuntamos a la aceptación del cuerpo y a la valoración de la belleza espiritual más allá de los cánones estéticos con la entrevista a la fotógrafa Paz Errázuriz. Aquí la artista nos revela su inconformismo frente a la dictadura de la farándula en donde "los lindos y preciosos son los poderosos", y nos habla de su trabajo con travestis y boxeadores, enfermos psiquiátricos, gente mayor que exhibe las marcas del tiempo en sus cuerpos desnudos, retratos de difuntos colocados en sus tumbas, ancianas vistiendo sus alienantes atuendos de reinas. Chilenos y chilenas despojados de poder que han sido siempre el blanco de la mirada conmovida de Errázuriz. Los mal llamados marginales o "minorías", que son para ella "la inmensa mayoría".

Con Retrato al paso, una entrevista realizada al dibujante de la Plaza de Armas Orimar, mostramos el afán de las personas por ser retratadas de acuerdo a sus requerimientos y modelos de belleza. El culto a la voluptuosidad y su encarnación en nuestra cultura criolla lo graficamos en Todas íbamos a ser reinas, donde mostramos a tres chicas que se ganan la vida acompañando a los hombres en oscuras cafeterías del centro de Santiago y que aspiraban a coronarse Miss Café con Piernas. En tanto que el ideal de los cuerpos esbeltos lo combatimos con la nota Bellezas iquiqueñas, que muestra antiguas reinas de belleza.

Al marketing y al estímulo de la compra compulsiva lo enfrentamos con Secretos de belleza, nota sobre consejos basados en los recursos que otorga la naturaleza y que han sido transmitidos por nuestras madres y abuelas. Asimismo, abrimos un espacio para que la comunidad rescatara esta tradición a través del Concurso secretos de belleza.

Al hablar de belleza nos fue inevitable mencionar mujeres que han sido consideradas bellas en diversas épocas. Un sitial que obtuvieron no sólo gracias a un legado de la naturaleza, sino que gracias al cultivo del carácter, dones y cualidades, seguido de una lucha tesonera para llevar a cabo sus sueños e inquietudes. De este manera recordamos a Malú Gatica y a Teresa Wilms Montt en las postales de Bellezas inolvidables.

Finalmente, hicimos un recorrido a través de la publicidad de antaño en La belleza prometida, para verificar los cambios en los avisos destinados a la mujer y para recordar la manera de llamar su atención con frases alusivas a las metas de las féminas de las primeras décadas del siglo XXI: matrimonio, maternidad y belleza inmaculada, por nombrar algunas.

No podemos dejar de hacer referencia sobre el nombre de nuestro especial. Para asociarlo a nuestra identidad usamos palabras ligadas al modo de hablar cotidiano. Lindura es un término utilizado por los chilenos en la oralidad, a veces para referirse de manera positiva sobre alguien o algo lindo y, otras veces, la mayoría, para deslizar un tono sarcástico. Con Lindura criolla hacemos frente a las ediciones sobre "lindas" que las mujeres devoran en el "salón de belleza". Es nuestra manera de trastocar, cuestionar y destronar a los conceptos reinantes. Una alternativa para la mujer chilena en El otro especial de belleza...

 
subir
  ¿Tu Favorito?
Escríbenos
Mapa
Créditos
Un Sitio
Patrocina
Ganador del