Ferrocarril de Copiapó 1900.
 
Otras Columnas
El gran salto de los trabajadores

Chile una larga escuela. Historia de la educación.

Nuestra guerra con los Estados Unidos.
Ver más Artículos
 
Te Recomendamos
- Instituto Nacional de Estadísticas, INE.
- Conoce los resultados del Censo 2002 a través del INE.
 
Comunidad Activa
Sugerir Temas
Sugerir Artículos y Links
Publicar en Agenda
Chile Crónico
Inicio/Opinión/Chile crónico...
Junio 2003

El ferrocarril y sus símbolos (continuación)
 

Estaciones y revistas

En las ventanas del tren se iba desplegando el mapa de Chile, se abría el imaginario geográfico del país. La Empresa de Ferrocarriles del Estado editaba además una magnífica guía anual del veraneante, que en su abundante cartografía plegable incluía los mapas folclóricos del país, preparados por Oreste Plath. Publicó también, durante 40 años, todos los meses, desde noviembre de 1933 hasta julio de 1973, la revista En Viaje. Era ésta una revista de turismo, pero no de la frivolidad hedonista con suele entenderse hoy el turismo, sino del conocimiento del país profundo, con sus tradiciones y cultura.

La Editorial del primer número se titula "Una revista para los que viajan", y en ella se declara que no sólo se requieren comodidades materiales para hacer del viaje un placer, sino también "bienestar y regocijo espiritual". Así, para completar este conocimiento del país que se iba recorriendo, era necesario agregar la lectura de los artículos de la revista, sobre literatura, geografía religiosa, arte y artesanía, tradiciones locales, etc.

El antropólogo Sergio González hace notar que "cuando el tren era la metáfora del viaje, las estaciones eran la puerta de salida o de entrada para quienes se aventuraban más allá de los propios límites".

La estación tenían que tener la dignidad correspondiente a esta condición de umbral. Por eso las dos principales estaciones santiaguinas, Central y Mapocho, fueron construidas a escala monumental, como correspondía al pórtico de ingreso a la capital.

González llama a los trenes de aquella época, "esas correas transportadoras de sueños", en que los jóvenes de los pueblos partían "hacia la tierra prometida, a las ciudades que representaban el riesgo vital, al mundo por conocer...".

- El sueño de Balmaceda
- Símbolo del viaje
- El tren de los curados

 
subir
                 
|
|
3
|
4
|
     
Prohibida la reproducción de imágenes y textos sin previa autorización escrita.
Agregar a Favoritos
Escríbenos
Mapa del Sitio
Créditos
Un Sitio
Patrocina