Archivo  Fotográfico de Chilectra
Zapato de un antiguo trabajor en las calicheras del salitre,
Museo de Pozo Almonte, I Región.
 
Otras Columnas

Chile una larga escuela. Historia de la educación.

Nuestra guerra con los Estados Unidos.
Por qué nos llamamos Chile
Ver más Artículos
 
Te Recomendamos
- Instituto Nacional de Estadísticas, INE.
- Conoce los resultados del Censo 2002 a través del INE.
 
Comunidad Activa
Sugerir Temas
Sugerir Artículos y Links
Publicar en Agenda
Chile Crónico
Inicio/Opinión/Chile crónico...
 

Especial día del trabajador:

El gran salto de los trabajadores
 
Hay cierta afinidad entre el 1° y el 21 de mayo, los dos festivos que nos regala este mes. La Guerra del Pacífico no sólo produjo el salto heroico con que Prat abordó al Huáscar. También gatilló otro salto: el del inquilino que tiró las hojotas y se puso los bototos de trabajador independiente, que se organizó en sindicatos, construyó una identidad y una cultura propias, y se convirtió en un actor importante de la política nacional.

Por Darío Oses

Los soldados y marinos que lucharon en la Guerra del Pacífico, se reclutaron mayoritariamente del campo, y su aporte a la victoria les dio el sentido de protagonismo, dignidad y autoestima que rara vez habían alcanzado en su condición de inquilinos. Pero además, la industria del salitre generó no sólo una demanda importante de mano de obra en las provincias del norte, sino impulsó una cantidad de actividades económicas como la construcción, los ferrocarriles, las obras portuarias, las empresas fabriles, comerciales, bancarias y de transporte marítimo, y la producción de combustibles, especialmente el carbón.

La fuerza laboral para estas nuevas tareas vino principalmente de los fundos. Fue así como miles de hombres dejaron el campo. Al hacerlo renunciaban a una forma ancestral de vida, en la que el inquilino vivía y moría atado a la tierra, no recibía salario, sino una casa y un pedazo de suelo, y debía sumisión y reverencia al patrón. La hacienda había sido por mucho tiempo el núcleo de la economía agrícola, y además la columna vertebral de la política y la sociedad de un país eminentemente rural.

Luego de terminada la Guerra del Pacífico, comienza a aumentar las población urbana en detrimento de la rural. Los terratenientes se alarmaron. Llegaron a decir que el campo se estaba despoblando. Pero ni siquiera estas masivas migraciones de campesinos a las ciudades, bastaba para cubrir la demanda de las nuevas actividades de una economía en auge. Por esto se implementó un programa de inmigración selectiva de trabajadores europeos, con alta calificación. Entre 1895 y 1912 llegaron a Chile más de 30.000 obreros procedentes de las regiones pobres de España e Italia. Lo que no previeron los creadores de este plan, fue que estos hombres traerían las ideas anarquistas y socialistas de las que se nutriría el naciente movimiento laboral del país.

 
subir
     
< 1
|
     
Prohibida la reproducción de imágenes y textos sin previa autorización escrita.
Agregar a Favoritos
Escríbenos
Mapa del Sitio
Créditos
Un Sitio
Patrocina