Obra de Juan Mauricio Rugendas.
 
Otras Columnas
La primavera era una fiesta
Por qué nos llamamos Chile
Días y noches de radio
Ver más Artículos
 
 
Comunidad Activa
Sugerir Temas
Sugerir Artículos y Links
Publicar en Agenda
Chile Crónico
Inicio/Opinión/Chile crónico...
 

Alphonse Giast, un misterio de la iconografía chilena (continuación)

Un pintor e intelectual, sedentario

José Manuel Groot es reconocido como una de las figuras notables de la cultura colombiana en el siglo XIX. Escritor costumbrista, dibujante, pintor, educador y autor de una obra clásica: Historia Eclesiástica y Civil de la Nueva Granada, fue testigo de la Independencia y organización republicana de su país. Inicialmente librepensador, liberal y masón, se convirtió más tarde al catolicismo y llegó a ser uno de sus grandes defensores en la polémica política y doctrinaria.

Una de las vertientes artísticas de Groot es heredera directa de los libros de las expediciones científicas. De ahí que se adiestrara tempranamente en la observación de los tipos y costumbres. Era la época, además, en que el romanticismo europeo, junto a la búsqueda de lo pintoresco y el gusto por los viajes, alentaban la pintura de cuadros de costumbres.

Como se ha dicho, Groot salió poco de Colombia, pero entabló amistad con el inglés Joseph Brown, que como muchos viajeros de esa época, aspiraban a publicar el relato de sus viajes profusamente ilustrados. De esta forma Groot realizó una serie de acuarelas a pedido de Brown, y al parecer hizo otra serie, muy parecida a la anterior, para el ministro británico William Turner.

El destino de estas láminas era ser grabadas para reproducirse en libros.

La serie que perteneció a Brown fue redescubierta por el investigador Malcolm Deas en la Royal Geographical Society de Londres, y publicada por el Fondo Cultural Cafetero de Bogotá, con el título Tipos y costumbres de la Nueva Granada. Fue entonces cuando se comprobó que estas láminas eran asombrosamente semejantes a las de la colección chilena De Santiago a Mendoza, de Giast. Mientras tanto, las acuarelas que Groot hizo para William Turner, aparentemente seguían perdidas.

En un anticuario de París se encontró una serie de planchas de grabado en madera, firmados por Giast. Hay que hacer notar que la firma de Groot tiene el mismo número de letras, y la misma letra inicial y final, que la de Giast, por lo que se presta para ser suplantada por esta última. Todo esto llevó a la investigadora Beatriz González a suponer que la serie de acuarelas De Santiago a Mendoza fue la que realizó José Manuel Groot a pedido de William Turner, pero, con el tiempo, la firma del grabador terminó por imponerse haciendo que se esfumara la identidad del verdadero autor de estas láminas.

- Un pintor e intelectual, sedentario

- El gran embrollo

 
subir
             
|
|
3
|
     
Prohibida la reproducción de imágenes y textos sin previa autorización escrita.
  ¿Tu Favorito?
Escríbenos
Mapa
Créditos
Un Sitio
Patrocina
Ganador del