La Fragata O´Higgins. Foto: Armada de Chile.
 
Otras Columnas
El gran salto de los trabajadores

Chile una larga escuela. Historia de la educación.

Nuestra guerra con los Estados Unidos.
Ver más Artículos
 
Te Recomendamos
- Instituto Nacional de Estadísticas, INE.
- Conoce los resultados del Censo 2002 a través del INE.
 
Comunidad Activa
Sugerir Temas
Sugerir Artículos y Links
Publicar en Agenda
Chile Crónico
Inicio/Opinión/Chile crónico...
 
Lo que siguió al 21 de mayo:

La Escuadra chilena en California (continuación)
 

Frente a los fuertes de Acapulco

Cochrane había ordenado al bergantín Araucano ir directamente a Acapulco para bloquear el puerto e impedir que escaparan las naves españolas que hubiera allí. Fue así como en los últimos días de diciembre de 1821 el Araucano entró a ese puerto, donde llegaban los navíos que hacían el comercio español entre América y las Filipinas.

En esos momentos, Agustín Iturbide, realista y no gran enemigo de los españoles, gobernaba México con el título de emperador.

Simpson, que comandaba el Araucano, bajó a tierra donde fue apresado por el gobernador del puerto. Cuando éste supo que el bergantín era sólo la vanguardia de la escuadra chilena, lo libertó dándole disculpas, pero la situación siguió tensa. Sólo el 28 de febrero llegó el resto de la escuadra. Simpson informó a Cochrane de la actitud poco amistosa de los mexicanos, y de los preparativos de combate que se realizaban en los fuertes que protegían al puerto.

El gobierno de México había recibido informes falsos, según los cuales Cochrane se había apoderado de la escuadra chilena para dedicarse a la piratería. El almirante despachó a tierra un parlamentario para comunicarle al gobernador que necesitaba aprovisionarse de agua y de alimentos, y que venía en son paz, pero si encontraba resistencia entraría por la fuerza. Sin esperar la respuesta ordenó llamar a zafarrancho de combate. Los barcos chilenos fueron entrando a Acapulco con las mechas de los cañones encendidas y se estacionaron presentando sus baterías hacia los fuertes, donde también se preparaba la artillería.

En sus crónica Vowell ofrece una descripción del Acapulco que apareció entonces ante sus ojos: "Inmediatamente después de haberse dirigido a tierra el parlamentario, la fragata O´Higgins dio la señal de prepararse para el combate y penetró en la bahía seguida de las otras naves (…) Al doblar la punta se nos ofreció un hermoso golpe de vista de la ciudad con sus edificios pintados de blanco, defendida por una poderosa fortaleza y varias baterías, en las que flameaba la bandera mexicana (…)

"La bahía de Acapulco es con mucho la más segura de la costa occidental de la América española. Se halla completamente encerrada, a causa de las vueltas y revueltas que tiene (…) la ciudad es limpia aunque no muy extensa. De ordinario contadas personas vivían en ella y eran poco frecuentes los visitantes, salvo en el período de arribo de los buques que llegaban de Manila…".

- La precaria escuadra
- Charqui de tortuga
- La cueca en México
- La independencia de California
- Para saber más

 
subir
                 
|
| |
4
|
     
Prohibida la reproducción de imágenes y textos sin previa autorización escrita.
Agregar a Favoritos
Escríbenos
Mapa del Sitio
Créditos  
Un Sitio