El maratonista Manuel Plaza.
 
Otras Columnas

Chile una larga escuela. Historia de la educación.

Nuestra guerra con los Estados Unidos.
Por qué nos llamamos Chile
Ver más Artículos
 
Te Recomendamos
- Fútbol chileno en el sitio www.memoriachilena.cl
 
Comunidad Activa
Sugerir Temas
Sugerir Artículos y Links
Publicar en Agenda
Chile Crónico
Inicio/Opinión/Chile crónico...
Noviembre 2004

Triunfos y derrotas de otros tiempos (continuación)
 

La garra de Potrerillo y la de Plaza

El modelo del deportista chileno "pura garra y ñeque" se reprodujo, entre otros, en el gran atleta nacional Vicente "Potrerillo Salinas", que mantuvo su condición de campeón sudamericano de los 400 metros, entre 1929 y 1935. Claro que "Potrerillo" tuvo la suerte de contar también con la técnica que le proporcionó el entrenador alemán Carlos Strutz, que llegó a Chile en 1921 para mejorar sustancialmente el atletismo del país.

Aún así, "Potrerillo" impuso su clase y sus ímpetus por sobre la prudencia de Strutz. Se recuerda una ocasión en que llegó enfermo a correr los 400 y 200 metros. El entrenador le recordó que se fuera suave en los 400 para tener alguna opción en la prueba siguiente. Pero "Potrerillo", aunque estaba pálido y con vómitos, se fue con todo y ganó las dos carreras con muy buenos tiempos.

El mismo temperamento mostraba el famoso Manuel Plaza. En el Sudamericano de 1927 ganó todas las pruebas de fondo. Al año siguiente concurrió a las olimpíadas de Amsterdam. Corrió la maratón con un dolor reumático que le estorbaba en la rodilla derecha. Hasta el kilómetro 8 iba entre los últimos competidores. Pero en el km. 32 alcanzó al grupo de los punteros. Plaza consiguió llegar segundo, a sólo sesenta metros del ganador, el francés argelino El Ouafi. Éste, luego de alcanzar la meta, tuvo que ser sacado en camilla de la pista, mientras el chileno pudo dar la vuelta olímpica sin dificultades, por lo que se consideró que pudo haber ganado si se hubiera arrancado antes del grueso de los competidores.

Otro gran fondista nacional -anterior a Plaza-, fue Juan Jorquera. Marcó un record mundial en la maratón de Buenos Aires de 1918, pero tuvo la tradicional mala suerte de los deportistas chilenos. Su mejor momento va desde 1915 a 1919, justo los años en que la Primera Guerra Mundial impidió la olimpíadas. Participó en las de Amsterdam, de 1920, sin entrenamiento adecuado y luego de un viaje de último momento, de más de un mes en barco. Una carrera anterior a la maratón le produjo la torcedura de un pie. Para peor se presentó a esta prueba con ropa de verano en pleno invierno europeo. Poco después de la mitad de la carrera sintió la fatiga muscular, ésta y el frío le provocaron calambres que lo llevaron a la derrota.

- Duplas de hermanos
- La Superatita
- Titanes del ring
- El sacrificio en el deporte
- Una mala puesta en escena

                     
|
|
3
| |
|
subir
     
Prohibida la reproducción de imágenes y textos sin previa autorización escrita.
  ¿Tu Favorito?
Escríbenos
Mapa
Créditos
Un Sitio
Patrocina
Ganador del