La tenista Anita Lizana.
 
Otras Columnas

Chile una larga escuela. Historia de la educación.

Nuestra guerra con los Estados Unidos.
Por qué nos llamamos Chile
Ver más Artículos
 
Te Recomendamos
- Fútbol chileno en el sitio www.memoriachilena.cl
 
Comunidad Activa
Sugerir Temas
Sugerir Artículos y Links
Publicar en Agenda
Chile Crónico
Inicio/Opinión/Chile crónico...
Noviembre 2004

Triunfos y derrotas de otros tiempos (continuación)
 

Duplas de hermanos

Los triunfos de González y Massú tienen un eco lejano en 1923. Ese año los hermanos Luis y Domingo Torralva jugaron en Buenos Aires el decisivo doble contra la pareja norteamericana Robson - Knight, por la copa Mitre. Desde la tribuna presenciaba el encuentro del presidente Alvear. En el quinto set iban empatados. Los Torralva, jugando a la ofensiva consiguieron el triunfo. Hubo euforia en el país. Era el primer gran triunfo internacional del tenis chileno. Los diarios publicaron fotos de don Severino y doña Candelaria, padres de la dupla ganadora, que fue recibida por una multitud a su llegada a la Estación Mapocho de Santiago.

Entonces -como ahora-, el presidente de la República recibió en la Moneda a los vencedores. Éstos ya tenían un reconocimiento nacional que no se otorgó en el siglo XIX a los esforzados deportistas amateurs que eran vistos como bichos raros. Se cuenta que los primeros cultores del ciclismo nacional eran apedreados por los pelusas y hasta laceados por los huasos que los veían como locos que andaban en artefactos raros.

En la década siguiente. otro par de hermanos, José y Tomás Facondi -que empezaron como recogedores de pelotas en las canchas del Parque Cousiño- obtuvieron triunfos resonantes en Europa. También en los años 30 aparece una de las grandes figuras del tenis chileno: Anita Lizana, apodada "La Ratita", por su cuerpo ágil y menudo.


La Superatita

Anita se había criado junto a las canchas de la Quinta Normal, donde su padre, Roberto Lizana trabajaba como profesor de tenis. Su tío Aurelio Lizana fue un tenista mítico de principios del siglo XX. Pudo ser el primer gran campeón chileno, pero no tuvo muchas oportunidades de salir del país. Sin embargo en Santiago fue invencible. Le llevaban a los mejores tenistas que llegaban a Chile y los derrotaba a todos.

Anita tuvo mejor suerte. Venciendo muchos obstáculos, un grupo de particulares que creía en su talento consiguió embarcarla a Europa, en 1935. Allí, jugando en distintos torneos consiguió llegar al quinto lugar en el mundo. A su regreso al país tuvo el consabido recibimiento multitudinario y la invitación del presidente de la República. Volvió a Europa y siguió escalando posiciones hasta llegar a los primeros lugares. En Wimbledon nunca le fue bien. Pero ganó el abierto de Forest Hill, en USA, en una reñida final con la polaca Jadwiga Jedrzjowska. Fue tan grande el esfuerzo que hizo la chilena, que al terminar el match cayó desmayada. Ahí estaba la imagen del deportista con garra que lucha hasta el límite de sus fuerzas, en que tanto se reconoce el chileno.

Otra circunstancia biográfica de Anita que halaga a los chilenos: la de la compatriota que se codea con el jet set mundial. Anita conoció a los grandes astros del cine norteamericano del momento, entre ellos al "rey", Clark Gable. Luego se casó con un inglés y se fue a Gran Bretaña donde pasó el resto de su vida.

Los triunfos internacionales de Anita Lizana sólo serían parangonados, en la primera mitad del siglo por el extraordinario tenista chileno Luis Ayala.

- La garra de Potrerillo y la de Plaza
- Titanes del ring
- El sacrificio en el deporte
- Una mala puesta en escena

                     
|
2
|
3
| |
|
subir
     
Prohibida la reproducción de imágenes y textos sin previa autorización escrita.
  ¿Tu Favorito?
Escríbenos
Mapa
Créditos
Un Sitio
Patrocina
Ganador del