"Pucha, Checho que soy chancho: te encochinaste el chaleco de cachemira con el concho de la leche chocolatada".
 
Otras Columnas
El gran salto de los trabajadores

Chile una larga escuela. Historia de la educación.

Nuestra guerra con los Estados Unidos.
Ver más Artículos
 
Te Recomendamos
- Entrevista a Fidel Sepúlveda sobre lenguaje popular.
 
Comunidad Activa
Sugerir Temas
Sugerir Artículos y Links
Publicar en Agenda
Chile Crónico
Inicio/Opinión/Chile crónico...
Agosto 2003

Lenguaje oral

Vamos cehacheizando... (continuación)
 

Otras palabras con ceache inicial de uso popular, ya casi histórico: el "choco", era un rifle recortado que usaban los antiguos cuatreros, y la "choca", colación del obrero, generalmente infusión de té que se prepara en un "tarro choquero", que suele ser un tarro conservero con una manilla de alambre.

"Cachete", se usa como sinónimo de mejilla, y por extensión glúteo. De ahí deriva la "cachetada", golpe de mano abierta que hace sonar la mejilla o la nalga a la que va dirigida. También vienen de ahí el "cacheteo" o refocilamiento, y el adjetivo "cachetón" que es sinónimo de pedante, y que ya casi se ha olvidado. Para aludir a una fuga, se habla también de "apretar cachete", y a una situación intensa: " a todo cachete".

La ceache se usa también para identificar niveles sociales, económicos y culturales. Se distingue, por ejemplo, a los que pronuncian la ch, rotunda, de los que articulan sch. Mientras más eses le pongan por delante a Sssschile, más segregados serán, en términos sociales, los que lo hagan.

En todo caso, el uso frecuente de palabras con alto contenido de "ceache" parece caracterizar a un lenguaje más bien popular. Una parodia de este tipo de lenguaje decía: "Pucha, Checho que soy chancho: te encochinaste el chaleco de cachemira con el concho de la leche chocolatada".

Muchas palabras extranjeras, especialmente del inglés, se chilenizan ceacheizándolas. Es el caso de la chopería, el chequeo, que se hace antes de un vuelo, el charter, o el chipear, es decir convertir en astillas la madera.

El chorro también es multiuso. "Subirse por el chorro" es creerse un cuento o reaccionar con excesivo entusiasmo y credulidad. En la vulgata de la economía se hablaba del "chorreo", como un efecto de rebalse de la prosperidad.

No he encontrado ningún estudio que explique esta tendencia al ceacheísmo del chileno. Podría ser un intento de chilenizar lingüísticamente todo lo que se deschileniza en la práctica. Hace algún tiempo se suprimió la CH del alfabeto. Por suerte se hizo en virtud de uno de esos inaplicables decretos que pretenden regir algo tan vivo y cambiante como el lenguaje, que en verdad se manda solo. Así, hemos seguido usando la CH a destajo. Si nos la quitaran los efectos serían más devastadores que los de una terremoto o de una recesión. El país enmudecería. Nadie cacharía nada. ¿Y cómo gritaríamos en los estadios? ¡Ceaeceííí! Sería como si nos cercenaran la mitad de la lengua.

 
subir
         
|
|
3 >
     
Prohibida la reproducción de imágenes y textos sin previa autorización escrita.
  ¿Tu Favorito?
Escríbenos
Mapa
Créditos
Un Sitio
Patrocina
Ganador del