Te recomendamos
- Sitio web MAC Valdivia.

Comunidad Activa
Sugerir Temas
Sugerir Agenda
Sugerir Links
 
Vanguardia Patrimonial
Inicio/Notas y Reportajes/Vanguardia Patrimonial...
1 /  2 / 3 /
Enero 2007
Muestra de Vicente Gajardo en Valdivia
Granito junto al río (continuación)

 

Lenguaje pétreo

Uno de los ejes de la temática abordada por el artista es lo primigenio, tanto en lo referente a las raíces culturales como a aquello que se relaciona con el origen de la vida. En su obra el escultor alude a los tótems, rehues y clavas de la cultura mapuche, como una manera de rescatar el valor ritual y la estrecha conexión de esta cultura con los ciclos de la naturaleza y de la vida humana.

Otro eje temático de su obra es el de los instrumento de labranza campesina, reflejando la lucha del hombre por transformar la naturaleza. "Evoca utensilios agrícolas, cuyos dos elementos esenciales -el mango y la herramienta propiamente dicha- conectan al hombre con la tierra, que es decir al suelo con el cielo", comenta el investigador y académico español Francisco Javier Zubiaur.

A la vez, Gajardo no solamente juega con el volumen y las texturas -pulidas o porosas-, también establece en muchas de sus obras un diálogo con el espacio, irrumpiendo como un edificador, instalando bloques monumentales, noción obtenida luego de su visita a Rapa Nui, donde los moai lo impresionaron por el concepto de deificación de los ancestros y, por sobre todo, por el inmenso esfuerzo de su alineación repetida sobre el plano creando un espacio. De esta forma, algunas obras del escultor invitan a introducirse, caminar y relacionarse corporalmente con ellas.

Característico es en Gajardo la utilización de la línea, el contraste entre zonas pulidas y porosas y el juego de planos y volúmenes manejados austeramente. Otro recurso al que acude el escultor es el ensamblaje, dando a entender los conceptos de complementariedad y dualidad, a partir de verdaderas bisagras gigantes y sencillas.

Una variante escultórica en torno a la existencia del ser humano es la que Gajardo realiza través de los torsos y las corazas que ejecuta a la manera de petos, en los que el espacio interior se presenta como un espacio de libertad y protección. Con la misma intención de humanizar el entorno, el artista crea una serie de mesas y asientos, posibles de utilizar tanto para el descanso, como para el uso doméstico o el ritual.

De esta manera, a lo largo de sus 25 años de trayectoria, Fajardo transita entre la abstracción total y la figuración sintética y para ambas estrategias creativas existe un denominador común; según Carolina Abell se trata de una invitación "a emprender un viaje interior inédito, que apunta a lo trascendente".

 
Subir
1 /  2 / 3 /
Prohibida la reproducción de imágenes y textos sin previa autorización escrita.
     
 Música  ¿Tu Favorito?  Escríbenos
 Mapa
 Créditos  Un Sitio:
 Patrocina:
 Ganador del: