Turismo Cultural
Inicio/Notas y Reportajes/Turismo Cultural...
1 /
Febrero 2007
Pomaire
Un pueblo de tierra

 

En el camino hacia Melipilla, encajonado entre los cerros y la carretera esta el pueblo de Pomaire, que significa "cueva de salteadores" en lengua quechua. Formado por indígenas alfareros -incas y diaguitas- que emigraron como resultado de los cambios limítrofes de las haciendas coloniales, el pueblo se reubicó varias veces en las cercanías del valle. Su ubicación actual data de 1771 y hoy es un reducto que atrae no sólo por la cerámica en greda, sino también por los restoranes que ofrecen exquisitos platos típicos de la zona central. Pequeño enclave turístico que aún conserva casas de adobe de fachada continua y angostas calles de tierra en las que se respira el olor del campo, su comida y su artesanía son la evidencia de un pueblo que ha surgido gracias a los frutos de la tierra.

Por Paula Fiamma
 
ampliar   ampliar
 
 
ampliar   ampliar
 
 
ampliar   ampliar
 
 
ampliar   ampliar
 
 
ampliar   ampliar
 
 
ampliar   ampliar
 

  Dónde comer
Uno de los más antiguos restoranes es el San Antonio, fundado en 1970 por doña Maximiliana Galaz León, quien creó una cocinería en su misma casa ofreciendo platos típicos como cazuela o pastel de papas, preparados en olla de greda.
- Visita su página web
 
 
Subir
 
1 /
     
     ¿Tu Favorito?  Escríbenos
 Mapa
 Créditos  Un Sitio:
 Patrocina:
 Ganador del: