Turismo Cultural
Inicio/Notas y Reportajes/Turismo Cultural...
1 / 2 / 3 / 4
Enero 2006
Lo Abarca, localidad rural del litoral central
Santas tradiciones (continuación)

 

Colecciones de planchas, máquinas de coser, zapatos, sombreros y otros objetos de los siglos XVIII y XIX, se exponen en modestas repisas en el Museo Parroquial Iván Larraín, de Lo Abarca, junto a certificados de bautismo y actas matrimoniales de la época colonial. Se trata del testimonio de la antigua vida de los hacendados en esta pequeña localidad rural, situada a siete kilómetros de Cartagena, reunido en 1970 en este museo local, junto al popular santuario, por el antiguo párroco del lugar, don Iván Larraín Eyzaguirre. Hijo de una adinerada familia dueña del fundo San Jerónimo, el sacerdote recolectó objetos tanto en el pueblo como en la hacienda familiar.

Fundada en agosto de 1588, como posta de descanso en los viajes que se hacían desde la costa a Santiago y otros poblados, Lo Abarca fue creciendo convirtiéndose durante la Colonia en lugar de esparcimiento, famoso por sus carreras a la chilena. Su primera iglesia fue erigida en donde hoy está el cementerio de Cartagena. La actual iglesia ha sido dos veces reconstruida. La primera, en 1978, tras el terremoto de 1970 que la destruyó completamente, a excepción del campanario. Declarado en esa ocasión Santuario de la Zona Rural Costa el templo fue derribado por el terremoto de 1985, resistiendo una vez más el campanario, cuyas campanas, unas de las más grandes de Chile, destacan por su bello sonido, producto de la combinación de oro, plata, cobre y bronce con que fueron fabricadas. Gracias a una donación privada el templo pudo ser restaurado nuevamente a fines de los ochenta.

En su interior descansa la fabulosa talla de la Purísima Inmaculada Concepción de Lo Abarca. Hecha de una pieza en madera policromada, y construida en Europa hacia el 1640, la "señora" que se ha conservado íntegramente, con toda su pintura original, es demasiado fina para sacarla al exterior, además de pesada: más de cien kilos. Es por esto que en la procesión que cada 8 de diciembre se realiza en honor a la virgen, la reemplaza otra imagen que guardan las cuatro monjas de media clausura a su cargo en la parroquia.
Subir
 
1 / 2 / 3 / 4
     
     ¿Tu Favorito?  Escríbenos
 Mapa
 Créditos  Un Sitio:
 Patrocina:
 Ganador del: