Hoy los turistas pueden experienciar la vida mapuche, optando por estadias en casas familiares o realizando visitas por el día.
 
+ Turismo
Visita el Chiflón del Diablo
Fiestras tradicionales imperdibles
Iglesia de Dalcahue.
Ver todas las notas
 
Te Recomendamos
Iglesias chilotas.cl
 
Comunidad Activa
Sugerir Temas
Sugerir Artículos y Links
Publicar en Agenda
Turismo Cultural
Inicio/Notas y Reportajes/Turismo Cultural...
 
Etnoturismo en Chile:

Viaje a las raíces

Buscando una fuente de ingresos alternativa a las habituales actividades agrícolas o ganaderas y haciéndose eco del interés de ciertos turistas, especialmente europeos y norteamericanos, por contactarse con las raíces étnicas, familias mapuche, atacameñas y aymaras han comenzado a desarrollar, de manera espontánea, proyectos turísticos que involucran al visitante en sus costumbres y tradiciones y de paso, fomentan la conservación del entorno y la valoración del patrimonio cultural originario. Nuestro.cl te entrega algunos datos de interés.

Por Rosario Mena

 

Dormir en una ruca, cosechar la papa, pastorear o cortar leña, son actividades que pueden constituir un verdadero lujo para los turistas extranjeros, ansiosos de un contacto profundo con la naturaleza, perdido en la parafernalia de la vida moderna. Y si a esto se suma el conocimiento de culturas originarias y la posibilidad de formar parte por unos días de una forma de vida diferente, anclada en la espiritualidad y las tradiciones ancestrales, el panorama resulta aún más atractivo. Es lo que han comprendido familias y comunidades tanto mapuches como atacameñas y aymaras que, con limitados recursos, han organizado iniciativas turísticas de diverso carácter y envergadura, las cuales comienzan a ser valorizadas y apoyadas como actividad productiva e instrumento de conservación de las culturas originarias.

Cerca de 60 proyectos de este tipo, a lo largo de todo el país, están recibiendo apoyo de organizaciones no gubernamentales y fundaciones nacionales e internacionales, en tanto que la Conadi pretende canalizar recursos para apoyar la actividad y consolidarla en un plazo de 5 años, permitiendo a muchas familias salir de la pobreza y la marginalidad. Sin embargo, el desarrollo del etnoturismo es aún incipiente y no cuenta con una estructura organizada como la que posee en otros países, donde, desde hace varios años, se han visualizado sus múltiples beneficios.

La difusión de la cultura local, el positivo impacto ecológico que implica el hermoseamiento del entorno y la recuperación de especies nativas, además del mejoramiento de la calidad de vida de las futuras generaciones, el fortalecimiento de la autoestima de los pueblos originarios y la valoración de su patrimonio cultural y natural, son algunas de las ventajas que destaca Irene Hueche, creadora de la Hueche Ruca, o "Casa de la gente nueva" ubicada en el kilómetro 20 del camino a Cunco, en la zona de Temuco. Allí los turistas pueden experienciar la vida mapuche, optando por estadias en casas familiares o realizando visitas por el día. La artesanía en lana, las comidas típicas, los paseos en carretas de bueyes y la participación en el Año Nuevo Mupuche o Wetripantu son algunas de las actividades que se ofrecen.

El hostal Folil Peheuenche en Lonquimay y el camping del lago Lleu Lleu son otros ejemplos de iniciativas espontáneas de familias mapuche. En Putre y en Parinacota ocurre otro tanto con las comunidades aymara, mientras que en Chiu Chiu es posible disfrutar de la auténtica comida atacameña.

 
subir
     
< 1
|
     
Prohibida la reproducción de imágenes y textos sin previa autorización escrita.
Agregar a Favoritos
Escríbenos
Mapa del Sitio
Créditos  
Un Sitio