Turismo Cultural
Inicio/Notas y Reportajes/Turismo Cultural...
1 / 2 /
Febrero 2006
 
El otro litoral
 

Por Cecilia García-Huidobro FzK.

Cuando nos referimos al litoral chileno, todo el imaginario se agota en la zona central y sus playas más conocidas, olvidándonos que Chile tiene más de cuatro mil kilómetros de una intrincada costa que puede conducirnos, a cada tramo, a las más espectaculares vistas y a los más gratos descubrimientos.


Revisa el álbum


La Séptima Región ofrece infinitas posibilidades para internarse en un Chile profundo, inserto en bellísimas y largas playas de arenas oscuras e intenso mar azul. Proponemos como punto de partida el Lago Vichuquén, que cuenta con toda la infraestructura turística y deportiva, para instalarse y pasar buenas vacaciones. Su hotelería y gastronomía es recomendable hasta a los más exigentes. La Hostería Vichuquén (www.lagovichuquen.cl) tiene una privilegiada ubicación dentro del lago y son especialmente atractivas las piezas más antiguas, con su decoración vintage. Es imperativo visitar el pueblo de Vichuquén, declarado Zona Típica, con más de 400 años de historia y con una arquitectura vernácula notable. Varios santiaguinos, como el historiador del arte y arquitecto, Romolo Trebi del Treviggiano, han restaurado antiguas casas y pasan unos bucólicos veranos ahí. A sólo 20 kilómetros del Lago se encuentra la Caleta de Llico, centro de pesca artesanal, que va abriendo nuestra ruta hacia el sur. Muy cerca está la Laguna Torca, habitat de miles de cisnes de cuello negro, que también se encuentran profusamente en el Lago Vichuquén.

El siguiente punto es Iloca y Duao, dos playas llenas de colorido y ajetreo. Con las yuntas de bueyes al lado de los botes, los pescadores filetean las merluzas y limpian los mariscos que se compran ahí mismo. Hay un mercado costero y cocinerías, donde se come bien y barato. Sin embargo, la mejor mesa está en Donde Gilberto, en Duao. Llaman la atención las construcciones más antiguas de adobe y teja a la orilla de las playas, que hacen un precioso contraste con el color del Pacífico. De aquí hacia el sur, es muy difícil sugerir residenciales y hosterías, ya que todo depende de los gustos. Lo que sí está claro es que no hay todavía un desarrollo hotelero de alto nivel.


Subir
1 / 2 /
     
     ¿Tu Favorito?  Escríbenos
 Mapa
 Créditos  Un Sitio:
 Patrocina:
 Ganador del: