La iglesia de Nuestra Señora del Carmen, cuya arquitectura sorprende por su riqueza, atrae a cientos de fieles para las fiestas de San Santiago, en el mes de julio.
 
+ Turismo
Benito Baranda
Iglesia de Castro
Benito Baranda
Iglesia de Colo
Benito Baranda
Iglesia de Dalcahue.
Ver todas las notas
 
Te Recomendamos
Iglesias chilotas.cl
 
Comunidad Activa
Sugerir Temas
Sugerir Artículos y Links
Publicar en Agenda
Turismo Cultural
Inicio/Notas y Reportajes/Turismo Cultural...
 
Altiplano chileno:

Bienvenidos a Belén

Vecino a Putre, de Arica al interior, se encuentra el antiguo pueblo de Belén, el único del altiplano chileno fundado por los españoles en el Camino del Inca. Sus dos iglesias y los pucarás de sus alrrededores son los íconos patrimoniales de este fantasmal paraje perdido en las alturas, que fue centro de una rica sociedad agrícola incaica y enclave colonial estratégico en el paso de la plata desde Bolivia hasta la corona.

Por Rosario Mena

 

Entrando por el cruce longitudinal de Zapahuira, en la ruta Ch-11 y tomando la Ruta A-35 en dirección al sur, se llega a Belén. A 133 kilómetros de Arica hacia el interior, y a 77 kilómetros de Putre se encuentra este antiguo pueblo emplazado en el área del Parque Nacional Lauca, hasta donde llegan visitantes de todo el mundo atraídos por el espejismo esmeralda del Lago Chungará.

Con una altitud de 3.240 metros es el único enclave del altiplano chileno fundado por los españoles, quienes en 1625, optaron por su buen clima y su ubicación estratégica en la llamada Ruta de Plata, por donde este mineral se transportaba, desde Potosí hasta el puerto de Arica, pasando por el valle de Azapa.

Un camino angosto, lleno de curvas, que bordea un acantilado, conduce al pueblo rodeado de campos de pastoreo, cultivos de orégano y cerros áridos en donde crecen eucaliptos, castáceas y queña, un arbusto espinoso que en verano florece de un rojo intenso. En sus calles, algunas empedradas y con un canal en medio, que siguen el trazado colonial, se alínean las viviendas de adobe unidas entre sí. La plaza central es escalonada en tres niveles.

Con sólo 148 habitantes, Belén tiene dos iglesias de estilo andino colonial. La más pequeña y antigua, de la época de la fundación, es la Iglesia de Nuestra Señora de Belén, con su campanario anexo escalonado. La Iglesia de Nuestra Señora del Carmen, de mayor tamaño, fue construida en el siglo XVIII y consta de una nave con muros de adobe y un campanario. Destaca su retablo compuesto de fragmentos valiosos de madera tallada policromada ( originarios probablemente de la iglesia antigua) agregados a un conjunto de tabla.

Su portada principal de piedra tallada, de estilo barroco, probablemente la más valiosa de la región, está totalmente labrada, con pilastras circulares salomónicas y un friso superior con figuras. De su torre aislada, de adobe y coronada con un templete de piedra, cuelgan tres campanas de bronce. Más de 20 imágenes sacras adornan el interior, entre las cuales destacan la Virgen de la Silla, un Cristo tallado y un bello fragmento de retablo en madera policromada.

Considerado por su altitud un lugar sagrado de alta jerarquía en la cosmovisión andina, Belén recibe a gran cantidad de fieles provenientes de distintos pueblos que suben hasta su iglesia principal para la fiesta de San Santiago, el 25 de julio. Una celebración patronal cuya ritualidad se define por el sincretismo indígena-católico.

 
subir
     
< 1
|
     
Prohibida la reproducción de imágenes y textos sin previa autorización escrita.
Agregar a Favoritos
Escríbenos
Mapa del Sitio
Créditos  
Un Sitio