Viña. Playa de Miramar en 1920, en primer plano, el Castillo Ross construido en 1912 por el arquitecto Cruz Montt siguiendo el estilo Tudor.
¡Haz click en la foto!

+ Turismo
Benito Baranda
Iglesia de Castro
Benito Baranda
Iglesia de Colo
Benito Baranda
¡Bienvenidos a Belén!
Ver todas las notas
 
Te Recomendamos
Iglesias chilotas.cl
 
Comunidad Activa
Sugerir Temas
Sugerir Artículos y Links
Publicar en Agenda
Turismo Cultural
Inicio/Notas y Reportajes/Turismo Cultural...
 

Entrevista con Cristián Boza, arquitecto:

Patrimonio arquitectónico de los balnearios de Chile
 

Con el objeto de dar cuenta del particular patrimonio arquitectónico, que mezclando e interprentado influencias, fue poblando la geografía de Chile desde finales del siglo XIX hasta el primer tercio del siglo XX , el arquitecto Cristián Boza publicó en 1986 el libro "Balnearios Tradicionales de Chile. Su arquitectura", que, con fotografías, dibujos y reseñas históricas revela el valor, escasamente ponderado, de las construcciones levantadas en nuestras playas y termas. Nuestro.cl te invita a realizar parte de este recorrido visual.

Por Rosario Mena

"Este libro viene a comprobar una vez más la tesis de que nuestra identidad arquitectónica va fuertemente ligada al singular proceso de reinterpretación y adopción de lenguajes formales venidos de otros lugares y que en un acto legítimo fueron apropiados para posteriormente plasmarlos en una arquitectura extraordinariamente ecléctica pero especialmente propia", señala el arquitecto Cristián Boza, autor del libro "Balnearios Tradicionales de Chile. Su arquitectura". La publicación, aparecida en 1986, incluye planos, levantamientos, dibujos y fotografías antiguas y actuales, que junto a textos históricos, componen un inventario de la arquitectura de una treintena de balnearios escogidos a lo largo de Chile, que incluye a Mejillones, Caldera, Huasco, Tongoy, Papudo, Zapallar, Quintero, Viña del Mar y Recreo, Playa Ancha, Algarrobo, Las Cruces, Llo-Lleo, Cartagena, Santo Domingo, termas de Cauquenes, Iloca, Pichilemu, Constitución, Cobquecura, Dichato, Tomé, Pucón, termas de Puyehue, Frutillar, Puerto Varas y Pelluco.

- ¿Cómo surge la motivación de hacer este registro y lanzarse esta búsqueda?

- Este fue mi cuarto libro, complementa las otras publicaciones que yo había hecho. El primero fue "Inventario de una arquitectura anónima", en conjunto con Hernán Duvall; el segundo fue "Santiago, estilos y ornamentos", con Leopoldo Castedo y Hernán Duvall; el tercero fue "Parques y Jardines privados de Chile", con una introducción muy interesante de Romolo Trebbi, que también prologó este libro. La inquietud mía desde hace 25 años está ligada a la recuperación del patrimonio, que tiene como condición básica el conocimiento de este patrimonio. Cuando uno lo conoce, le hace cariño, le guiña un ojo, comienza a enamorarse de lo que tiene, lo empieza a respetar, a querer y a cuidar. Por otra parte, no había ningún catastro sobre los balnearios de Chile, y además me motivaba mi admiración por Josue Smith, que es un gran arquitecto que tiene muchas obras en Papudo, Zapallar, Viña, Santo Domingo, Las Cruces…Y comencé a indagar sobre los balnearios.

- ¿Cómo realizó la investigación histórica?

- Yo soy muy eficiente para estas materias. Le escribí a cada alcalde una carta muy conceptuosa diciéndole que estaba empeñado en esta publicación magnífica y que por favor destinara a alguno de sus funcionarios a recopilar todos los antecedentes posibles sobre el balneario. Al cabo de unos meses recibí gran cantidad de documentación, fotocopias y libros. A partir de eso complementé la información y le imprimí un punto de vista. En general todas las municipalidades se entusiasmaron, quisieron estar presentes en el libro y colaboraron, recabando información al interior de su comunidad, tanto entrevistando personas como recopilando documentos.

- ¿Cómo fue el trabajo de selección y registro de los lugares y edificios?

- Yo no conocía todos los balnearios, pero intenté abarcar el espectro completo. Puse el mapa de Chile y en base a eso hice una lista, que luego chequeé y evalué. Hice todo el registro personalmente, viajando, recorriendo. Hice un par de viajes al norte y otro par de viajes al sur, con mi máquina fotográfica, y fotografié y analicé según mi perspectiva las casas y construcciones que me interesaban. Los dibujos los hicieron alumnos míos.

 
subir
     
< 1
|
     
Prohibida la reproducción de imágenes y textos sin previa autorización escrita.
Agregar a Favoritos
Escríbenos
Mapa del Sitio
Créditos
Un Sitio
Patrocina