Rescate
Inicio/Notas y Reportajes/Rescate...
1 /  2 / 3 / 4 /
Enero 2008
Villa Portales
Entre la esperanza y el miedo

 

Este mes de enero debería firmarse el acuerdo, que permitiría al Programa del Minvu "Quiero mi barrio", definir el proyecto de recuperación a desarrollarse en la Villa Portales. Mientras que la organización vecinal, conformada por el mismo Programa para representar los intereses de la comunidad, define las prioridades entre las múltiples necesidades y anhelos, un grupo de vecinos alerta sobre el peligro de perder sus propiedades. Ellos temen que, debido a la plusvalía que adquirirán los terrenos con las obras de mejoramiento y a que no se contempla la rehabilitación de las viviendas, éstas podrían sucumbir a la picota de un jugoso negocio inmobiliario. Opinión que comparten miembros de otras organizaciones ciudadanas comunales, que a través de internet, manifiestan que se trata de un nuevo "gol del Minvu".

Los villaportalinos, en su mayoría, aseguran no contar con mayor información sobre el tema. En cualquier caso, y a pesar de dudas y temores fundados en el histórico abandono, la idea de hacer algo para mejorar la villa, no deja de esperanzar a sus habitantes. También a muchos, que sin residir en ella, al igual que Carlos García-Huidobro, uno de los cuatro arquitectos que la construyeron hace 50 años, han sido testigos del lamentable deterioro de esta vanguardista obra de urbanismo que en su época constituyó un hito arquitectónico para Chile y el mundo.

Texto: Rosario Mena
Fotografías: Paula Fiamma

Revisa el álbum

Desolador es el paisaje que hoy ofrece la Unidad Vecinal Villa Portales, obra emblemática del modernismo arquitectónico en la vivienda social chilena, hoy transformada en un territorio sucio y polvoriento habitado por monumentales edificaciones castigadas por el tiempo y la poca mantención, que bajo un sol implacable, combinan sin escrúpulos ni leyes los blocks de departamentos de poca altura con casas de un piso y todo tipo de agregados poco felices, ampliaciones hechizas y demases.

A su rescate dice ir el Programa "Quiero Mi Barrio", ejecutado por el Minvu en 200 barrios del país "que presentan problemas de deterioro urbano y vulnerabilidad social". El objetivo del programa es que en cada lugar, las obras sean el resultado de la participación comunitaria y la voluntad de los vecinos respecto de las prioridades en el "mejoramiento físico y social". Para ello se promueve la formación de un Consejo Vecinal de Desarrollo, que represente a la comunidad y sus intereses.

La mayoría de los vecinos de Villa Portales, si bien está al tanto de que el plan se está desarrollando en la Villa, poco o nada sabe al respecto. Pero los miembros del Comité de Desarrollo y Protección Villa Portales se están oponiendo activamente y han tapizado los muros de afiches y panfletos llamando a la comunidad a informarse y estar alerta. Cuestionan tanto el uso del de los 5 mil millones de pesos asignados para las obras por el Estado, que no contempla la reparación de las viviendas, como el destino de los espacios comunes, otrora radiantes áreas verdes, donde ya tres generaciones de villaportalinos han jugado a la pelota y andado en bicicleta, y que temen les sea expropiado. Un espacio de convivencia que constituye la marca de identidad del revolucionario concepto de Unidad Vecinal, conquistado para la emergente clase media trabajadora y en el cual se ha desarrollado una sólida tradición de participación política y lucha social.
 
Subir
1 /  2 / 3 / 4 /

Prohibida la reproducción de imágenes y textos sin previa autorización escrita.
     
 Música  ¿Tu Favorito?  Escríbenos
 Mapa
 Créditos  Un Sitio:
 Patrocina:
 Ganador del: