Rescate
Inicio/Notas y Reportajes/Rescate...
 
Abril 2006
Artista plástica
Las ochenteras de Bruna Truffa

 

Te presentamos una serie de obras realizadas en la década de los 80 por la ganadora en la última versión del Premio Altazor en Pintura. Revisa el álbum.


Obra de Bruna Truffa realizada en la década de los '80.
Revisa el álbum

Nacida en 1963 en Arica y formada en la Universidad de Chile y en el Instituto de Arte Contemporáneo, a mediados de los 80 Bruna Truffa es quizás la más conocida de las mujeres pintoras de la joven escena underground de vanguardia, marcando presencia, con su imagen new wave, en diversos eventos y espacios alternativos de Santiago y exponiendo su trabajo, de marcada estética pop, con el colectivo formado junto a Sebastián Leyton y Rodrigo Cabezas, con quien ha desarrollado una creación conjunta por más de 20 años.

Sin embargo, su figura y su propuesta se consolidan definitivamente en los 90, a su regreso de Madrid, ciudad en la cual reside durante 4 años y donde obtiene un Master en Estética e Historia del Arte de la estatal Universidad Autónoma. En 1999 su exposición "Si vas para Chile", junto a Rodrigo Cabezas, en el Museo Nacional de Bellas Artes, obtiene amplia cobertura mediática y éxito de público. En 2005 realiza en solitario la muestra por la que obtiene el Premio Altazor en Pintura, "Territorio Doméstico", en Galería Animal, donde despliega una gran y prolija producción en torno al imaginario femenino y su universo creador y procreador.

La iconografía de la cultura popular, los emblemas patrios y en general las imágenes asociadas, de manera personal o colectiva, a la identidad nacional chilena, alimentan su obra, en la cual participan artesanos-bordadoras, carpinteros, orfebres, ceramistas- a quienes encargan trabajos que luego interviene a través de recursos estéticos de la transvarguardia, dando como resultado óleos y acrílicos sobre tela, objetos y estructuras tridimensionales que cuestionan los estándares imperantes y en cuya apariencia conviven la ingenuidad, la ironía, la sensualidad, el humor y un especial cariño y respeto por el oficio popular, el cual reinvindica por sobre las concepciones academicistas y elitistas del arte. Instalaciones de impecable factura avalan esta dignificación.
Subir
 
     
     ¿Tu Favorito?  Escríbenos
 Mapa
 Créditos  Un Sitio:
 Patrocina:
 Ganador del: