+ Rescate
Entrevista al chef Guillermo Rodríguez
Recetas con productos del mar
El Quitapena, El Hoyo y La Piojera
Ver todo Rescate
 
Te Recomendamos
Ruperto de Nola: El paladar más criollo.

 
Comunidad Activa
Sugerir Temas
Sugerir Artículos y Links
Publicar en Agenda
Rescate
Inicio/Notas y Reportajes/Rescate...
 


Trilla a Yeguas

La fiesta del trigo (continuación)

Tradición para desgranar

A pesar de la introducción de máquinas trilladoras a fines del siglo XIX en Chile, y de su aplicación extensiva en el proceso del grano, el uso de las yeguas para desgranar el trigo y separarlo de la paja, continúa siendo una tradición arraigada en nuestros campos, que se actualiza y se refuerza, rodeada de múltiples manifestaciones de la cultura campesina, en una fiesta que durante los meses de enero y febrero tiene lugar en varias localidades del país. Una fiesta que, además de atraer a lo visitantes, cohesiona a la comunidad en torno a sus costumbres y usos, fomentando la ayuda mutua y la alegre convivencia. Una celebración de agradecimiento a la tierra por sus frutos y al sol por hacer madurar las espigas.

En una especie de corral circular denominado "era" se ponen a galopar las yeguas que con sus cascos pisotean las gavillas de trigo, desgranándolas. Una labor en la que participan varios animales, en algunos casos también caballos, y jinetes o arriadores, que los guían o los arrean con sus huascas, además de los horqueteros, campesinos que se colocan en el centro del círculo y que van distribuyendo el trigo. "Vuelta yegua, vuelta trigo, agua pa' los animales y chicha pa' los amigos", es un grito tradicional de los arriadores. Tal es el núcleo de una celebración que los mapuche conocen como nuincahuin y que se inicia con la corta del trigo maduro, con la colaboración de los miembros de la comunidad, lo que suele realizarse temprano en la mañana. Una vez cortado el trigo se procede a la "amarra", formando las gavillas que son llevadas por carretas hasta la era, en donde se realiza la fiesta de la trilla.

Hoy, transformada en un evento de las tradiciones campesinas, la fiesta se acompaña de grupos folclóricos y cantores, artesanía, juegos y comidas típicas como asados al palo, con ensaladas y papas cocidas, cazuelas, porotos, charquicán, empanadas o mariscales en la costa. Todo regado de vino o chicha. Licores como la mistela y dulces chilenos forman parte del menú. Paseos a caballo o incluso una misa a la chilena, también tienen lugar en algunas localidades. Es posible que tras cortar el trigo se realice una liturgia en el lugar y luego una procesión que acompaña a las carretas cargadas hasta la "era". La "avienta" o animación con grupos musicales y cantores puede durar largas horas pasada la trilla y el almuerzo que la sigue.

Variados son los matices en las distintas localidades rurales, que, manteniendo en mayor o menor grado su fidelidad a la tradición autóctona, han convertido esta ocasión en un privilegiado gancho para el turismo, esmerándose en dar brillo a sus respectivas celebraciones, incorporando todo tipo de atractivos y shows. En cuanto a su magnitud, destaca la trilla de Pelluhue, balneario costero de la Séptima Región, que se lleva a cabo el último día de enero. En ella participan más de 200 yeguas y caballos, cerca de 10 conjuntos folclóricos y más de 50 parejas de cueca. El evento atrajo a cerca de 10 mil turistas de todo el país en su última versión. Tales cifras le han merecido la inscripción en el libro de records Ginnes en 1999. En algunos lugares como Limache, un elemento central es la competencia de distintas organizaciones que postulan a su Reina de la Trilla.


- Símbolo del tiempo

         
|
2
|
 
subir
     
Prohibida la reproducción de imágenes y textos sin previa autorización escrita.
  ¿Tu Favorito?
Escríbenos
Mapa
Créditos
Un Sitio
Patrocina
Ganador del