Sobrevivientes de la etnia kaweskar en Patagonia. Detalle de fotografía de Paz Errázuriz
 
+ Rescate
Benito Baranda
Organilleros: la música de nuestras calles
Benito Baranda
Angelitos, sueños y animitas: Entrevista con Fidel Sepúlveda
Benito Baranda
Juegos tradicionales
Ver todo Rescate
 

Artículos Recomendados
Patagonia sueña con ser Patrimonio de la Humanidad (feb/2004).
 
Comunidad Activa
Sugerir Temas
Sugerir Artículos y Links
Publicar en Agenda
Rescate
Inicio/Notas y Reportajes/Rescate...
 
Entrevista con la escritora y gestora cultural Marcela Baratelli:

Al sur del sur

Conversamos con Marcela Baratelli, escritora argentina y destacada gestora cultural en la duodécima región y Directora de la Corporación Cultural Sur del Sur, sobre los sueños patagónicos, la proyección de la zona hacia el Bicentenario y la necesidad de espacio para la diversidad cultural. "Cada territorio, cada nación que conforma el estado chileno, debería poder ver el reflejo de lo propio en la concepción del país -dice Baratelli- Una pequeña utopía por la que valdría la pena trabajar".

Por Rosario Mena

- ¿Cómo se celebra el 18 de septiembre en la Patagonia? ¿Cuáles son las costumbres más extendidas, qué se come, qué se toma, se baila cueca?

- El 18 en Magallanes se celebra en forma bastante similar a la de la zona central. La particularidad de una región con un alto índice de inmigración extranjera es una condición que se ha ido perdiendo con los años, en parte porque los descendientes migraron a su vez hacia el norte del país, y también por las sucesivas migraciones de familias del norte de Chile por razones laborales. El petróleo, los servicios públicos, la presencia militar y la migración de gente que llega desde la X Región. Esto de alguna manera produjo una "chilenización" progresiva de las costumbres, conservando particularidades propias de la zona. Se celebra lo más posible, los colegios tienen vacaciones en Septiembre y esto favorece que muchos realicen viajes cortos, dentro de la Región o a ciudades cercanas de Argentina. Aparecen empanadas, asados, anticuchos, chicha, vino, curantos. Se organizan ramadas y kermeses en colegios, gimnasios, generalmente en espacios cubiertos porque el clima aún puede jugar malas pasadas. Antiguamente se realizaban pic nic como una actividad comunitaria bastante extendida, pero es algo que se ha perdido en el tiempo. Si se baila cueca, hay quien sabe hacerlo. Pero es habitual que se baile algún pie de cueca para pasar rápidamente a otra expresión musical que esté de moda.

- ¿Qué valor asignan los patagónicos a esta fecha como conmemoración de la Independencia de Chile? ¿Hasta qué punto se identifican con este proceso cuyo escenario es el Chile central?

- Como es tierra de mixturas, la gente que llegó del norte tiene una identificación fuerte con el proceso de independencia. Y naturalmente el magallánico también. Creo que se asocia con un tiempo de festejo, de jolgorio, con un ¡Viva Chile, mierda!. La presencia militar es algo que se hace sentir. No es lo mismo una parada militar en Santiago que una parada militar en una ciudad de unos 120.000 hab., en la cual retumban las marchas, los cañonazos se perciben cerca, los soldados pasean por la calles y se convive con los regimientos en plena ciudad. Entonces hay una presencia de "lo oficial" alrededor del festejo del 18 que se traduce también en una amplia participación de organizaciones comunitarias en el desfile cívico militar. No hay que olvidar que uno de los mandatos con los que llegó Gabriela Mistral a Punta Arenas fue la de colaborar en la "chilenización" del territorio. Hay un tema lúdico alrededor del festejo del 18 que tiene que ver con celebrar la chilenidad en base a un modelo que aún no incorpora la diversidad cultural del país, que limita su visión al uso de ropas, bailes, y escenarios alejados de nuestra cotidianeidad, todo esto reforzado desde una mirada oficial de cómo debe ser el 18. No puedo imaginar a un pascuense bailando cueca, tampoco me parece necesario. Y así con cada región del país, cada territorio, cada nación que conforma el estado chileno, debería poder ver el reflejo de lo propio en la concepción del país. Una pequeña utopía por la que valdría la pena trabajar.

- ¿Cuáles son las circunstancias y elementos que más condicionan la identidad cultural magallánica en contraste con el resto del país?

- Esto es imposible de resumir en una respuesta breve. Quizás lo mejor sea enumerar algunas realidades

1.- Para viajar hacia o desde la región se hace en avión, un vuelo de cuatro horas, o por tierra pasando por territorio argentino en un viaje de un par de días. El pasaje en tarifa económica es de $100.000 y es tan caro llegar a Pto. Montt como a Santiago, hay poca diferencia. Opera una sola línea aérea.

2.- Los tratamientos de cierta complejidad médica deben hacerse en Santiago, pero los planes de salud generalmente no contemplan traslados.

3.- Cada vez que veo la premiación de los Altazor o las carteleras de teatro, música, etc. me pregunto cuándo podremos saber de qué se trata...

4.- El viento, magnífico elemento.

5.- Las pocas horas de luz en invierno y las extesas claridades del verano.

6.- Poca gente en el norte sabe que a Punta Arenas no se llega por tierra.

7.- Poca gente en el norte sabe que Concepción no es el sur y por eso debimos autonombrarnos como "sur del sur".

8.- El cine partió hace muchos años en Porvenir, donde tuvimos trenes, telefonía rural, luz eléctrica, agua potable, hace muchísimos años. Esa visión pionera coexistió y fue partícipe del exterminio de las etnias que habitaban la región. Somos una tierra con un tradición cultural compleja, producto de esta historia que parte con una cárcel, un asentamiento militar... Las variaciones de las actividades productivas fueron dictando a su vez quienes llegaban a la región y por lo tanto "lo magallánico" se redefinió muchas veces a lo largo de nuestra historia.

9.- El aislamiento geográfico es un hecho concreto que opera como un arma de doble filo, con variadas consecuencias.

10.- La relación con el espacio, con los cielos, con el paisaje, con la inmensidad.

- ¿Cómo se proyecta en la región el tema del Bicentenario? ¿Qué importancia se le asigna?

- El tema del Bicentenario opera como una posibilidad cierta de que se gesten recursos y se concreten proyectos necesarios para la Región. En Punta Arenas hay una sola sala de Teatro, construída por un particular a fines del siglo 19. Estamos en un estado de carencia absoluta respecto de la infraestructura cultural mínima. Hay un patrimonio cultural, arquitectónico, histórico invaluable y aún faltan señales claras, políticas de protección y recuperación que impidan su deterioro y pérdida. Cuando se planifica invertir recursos del Estado en la región casi siempre se piensa en actividades económicas tradicionales. Yo creo que si trabajamos fuertemente para enlazar el tema patrimonial, el tema artístico-cultural al desarrollo turístico de la zona, tenemos una actividad que a todas luces es rentable y por lo tanto tiene que ser vista como una inversión en términos tradicionales. Y es por lo tanto tan importante como un decreto que bonifique la contratación de mano de obra. El Bicentario tiene algo de refundación de la Patria, es entonces cuando debemos incorporar las visiones regionales -y las hay- al escenario del país, rehacer los escenarios de inversión, dotar de herramientas de desarrollo, solucionar las carencias acuciantes de los territorios del interior. Pensar juntos, trabajar juntos, asumir el desafío que implica hablar con un otro distante respetando su diferencia. Hay una tendencia a subestimar las capacidades regionales, también hay en regiones una tendencia a hacer desde "lo posible". Debemos hallar un punto de inflexión que quiebre ese estado de cosas.

Septiembre 2002
subir
     
Prohibida la reproducción de imágenes y textos sin previa autorización escrita.
Agregar a Favoritos
Escríbenos
Mapa del Sitio
Créditos  
Un Sitio