Rescate
Inicio/Notas y Reportajes/Rescate...
1 /  2 / 3 /
Noviembre 2007
Libro "Santiago gráfico"
Mosaico de la identidad (continuación)

 

La imaginería popular es abordada por Pedro Álvarez, quien revisa la gráfica urbana caracterizada por la "improvisación" y la "falta de rigor técnico". El diseñador comenta: "(…) es precisamente esta ausencia de reglas lo que puede conferir una dimensión única al dibujo emplazado en una peluquería de barrio o al letrero pintado a mano y con faltas de ortografía: nada más llamativo y memorable que una letra usurpando el lugar que le corresponde a otro carácter tipográfico".

Por último, Gilberto Villarroel describe la gastronomía criolla advirtiendo cómo invenciones foráneas son adaptadas por la cultura popular: "El hot-dog gringo, se convierte acá, al sur del mundo, en el apetitoso completo", o bien describe prácticas relacionadas con los placeres culinarios de los santiaguinos: "oficinistas apurados, burócratas varios, tinterillos, secretarias y estudiantes que se apretujan en un muy bien coreografiado ballet de hora-punta en locales donde todo, hasta el lenguaje, se economiza. (…) mientras el garzón canta a viva voz, sin repetir ni equivocarse, los pedidos hacia la cocina: "Uno con poca mayo, maestro. Uno sin verde. Dos al plato".

Las imágenes del libro se intercalan con los textos a través de una estructura compuesta por cuatro temáticas principales. Primeramente se inmortalizan oficios que se resisten a morir. Entre otros, se registra al mecánico, al afilador de cuchillos, al lustrabotas, al chinchinero, al capitán de buque manicero, al cargador de la vega, al vendedor de mote con huesillos y de cuchuflís.

Luego llega el turno de objetos que simbolizan una historia social y cultural, como el perro de ropa de madera, la marraqueta, el vaso plástico de chicha, la taza de Fanaloza blanca con rayas verdes, la caja de fósforo Andes, el ají en envase de ketchup.

La tercera temática la componen la iconografía y gráfica popular. Así se capta los desaparecidos carteles de micro, los letreros de picadas y tiendas al menudeo, los logotipos de productos que perduran en el tiempo con un sello propio, las animitas, los decorados de iglesias y casas de barrios de antaño.

Finalmente, es el turno de las picadas y platos típicos como El Hoyo, La Piojera, Los Canallas, La Unión Chica y Pancho Causeo o preparaciones como la cazuela, las parrilladas criollas y el emblemático mote con huesillos.

- Precio de referencia en librerías: $12.000.
 
Subir
1 /  2 / 3 /

Prohibida la reproducción de imágenes y textos sin previa autorización escrita.
     
 Música  ¿Tu Favorito?  Escríbenos
 Mapa
 Créditos  Un Sitio:
 Patrocina:
 Ganador del: