Calles Alameda con Nueva York, Santiago, 1925.
Foto: Archivo Fotográfico de Chilectra.
 
+ Rescate

Entrevista a Alfredo Yocelyn Holt.

The Clinic: Los herederos de la prensa satírica.

La puerta de la Independencia

Ver todo Rescate
 

Artículos Recomendados
- Archivo Fotográfico de Chilectra.
- Foro panel: Patrimonio y Ciudad.
 
Comunidad Activa
Sugerir Temas
Sugerir Artículos y Links
Publicar en Agenda
Rescate
Inicio/Notas y Reportajes/Rescate...
Septiembre 2001

Armando de Ramón, Premio Nacional de Historia 1998:

"Santiago siempre ha vivido en el terror a la plebe"

En su libro Santiago de Chile, publicado por Editorial Sudamericana y uno de los títulos de la Biblioteca del Bicentenario, el Premio Nacional de Historia, Armando de Ramón, relata con sorprendente nitidez la historia de la capital desde su fundación hasta nuestros días. Un texto que revela realidades tan insólitas como precarias y descarnadas y que da cuenta de un proceso que, según el autor, sólo puede comprenderse a partir de la sociedad santiaguina.

El clasismo-racismo, la segregación espacial, la centralización, la contaminación, la delincuencia, el abandono del patrimonio, que hoy afectan a Santiago no son fenómenos contemporáneos ni productos de la contingencia actual. Por el contrario, son el resultado de unos gérmenes que se hayan en los orígenes mismos de la ciudad y que conforman, en parte, la idiosincrasia de su sociedad. Y es esta sociedad, y no los monumentos, parques, calles ni edificios, el único hilo conductor que, según Armando de Ramón, es posible seguir para abordar la historia de Santiago.

- En su libro usted afirma que sólo a través del estudio de la sociedad santiaguina es posible aprehender la historia de la ciudad y sustenta esta idea en la afirmación de que Santiago es una ciudad muy difícil para ser comprendida ¿En qué sentido?

- Comprendida en el sentido de "captada". Una ciudad legible es una ciudad de la cual uno puede tener una imagen completa. Santiago en este momento no es legible en absoluto. Hasta la época de Vicuña Mackenna, lo fue.

- ¿Y eso implica que sea una ciudad muy difícil de ser querida?


- Una ciudad que no se comprende no se puede querer.

- ¿A qué atribuye principalmente esta falta de comprensión y de identificación con la ciudad?

- Primero a que creció demasiado, se perdió todo contacto, por la destrucción masiva de los barrios y la reconstrucción que no siguió los patrones estilísticos, sino que transformó completamente la ciudad. Es otra ciudad. No es la que yo conocí de chico. Es increíble cómo nos hemos habituado tan bien a esto. Me recuerdo mirando por esas ventanas ovaladas que tenían los autos antiguos en la parte de atrás, me encantaba mirar por ahí. Tengo grabado en la cabeza el paisaje de los potreros que comenzaban en el Canal San Carlos.

Hay factores cuya influencia en la ciudad es absolutamente determinante, como lo es la guerra de la Araucanía, que implicó la huida de la gente del sur a Santiago, con la consiguiente formación de los cordones marginales indígenas alrededor de la ciudad, el abandono del centro por parte de las clases altas y la emigración hacia la cordillera, el gran clasismo que permanece... Somos poco conscientes de esto, a pesar de que fue una guerra que duró más de 300 años.

La guerra de la Araucanía es el hecho más importante que ha ocurrido en la historia de Chile. Por lo tanto, necesariamente tiene que marcar a Santiago. De partida, esta guerra la financiaba Santiago.

Valdivia fundó la ciudad con el fin de ser un fuerte, por eso tiene una ubicación estratégica. Los indígenas usaban el cerro Santa Lucía para poner sus altares. En la época incaica, Santiago también tenía una cantidad de cosas que los mapuches heredaron, como un sistema de regadío por acequias fantástico. Hay algunas que todavía se usan como el Canal del Carmen que va por el borde del cerro San Cristóbal hacia Conchalí. Ese canal lo hicieron los incas en el siglo XV. Así que toda está infraestructura existía aquí cuando se fundó Santiago, o sea que era un imperativo que la ciudad se fundara aquí; había campo cultivado, una población trabajadora.

Cuando siguió el avance de Valdivia hacia el sur se topó con los araucanos que eran cosa seria, el mismo Valdivia que había estado en las guerras europeas, decía que era increíble cómo se entregaban a la lucha, que era algo nunca visto. "Pelean como tudescos", decía, o sea, como alemanes. Esto hizo que la guerra de la Araucanía se prolongara mucho, que fuera muy complicada la conquista del sur, y todas esas ciudades del sur tenían que ser mantenidas por Santiago, que proveía alimento y gente. Esto determinó, de partida, el centralismo de Santiago respecto de las provincias y un desgaste económico que le impidió progresar.

             
< 1
|
|
3
|
subir
     
Prohibida la reproducción de imágenes y textos sin previa autorización escrita.
Agregar a Favoritos
Escríbenos
Mapa del Sitio
Créditos
Un Sitio
Patrocina