Rescate
Inicio/Notas y Reportajes/Rescate...
1 /  2 / 3 / 4 / 5 / 6 / 7 /
Abril 2006
La voz de los '80
La década que debió rearmar la música popular chilena (continuación)

 

Desde los márgenes

Suele olvidarse que Los Prisioneros funcionaron bastante al margen de los medios oficiales, con una que otra invitación a "Sábados Gigantes", es verdad, pero sin una difusión entusiasta de la televisión, la radio ni los diarios de la esencia de su música. En tal sentido, puede perfectamente considerarse al grupo como acorde con la actitud "independiente" que suele sostener al rock de propuesta. Pese a su éxito, Los Prisioneros fueron una banda vinculada esencialmente al punk, y a cuyo alero pudo desarrollarse una interesante corriente de protesta juvenil bajo dictadura.

La banda más significativa en este esfuerzo fue Fiskales Ad-Hok, no la primera en abrazar el punk, pero sí la más persistente y trascendente. Su biografía estuvo inicialmente vinculada a la del llamado "underground santiaguino" bajo dictadura; muy bien retratado en el libro La era ochentera, de los periodistas Macarena García y Óscar Contardo. El grupo debutó en uno de esos encuentros de rockeros, pintores, actores y bailarines que el entonces activo director teatral Vicente Ruiz se encargó de organizar durante los años 80. Los Fiskales se presentaron por primera vez en vivo durante una "Bienal underground", montada en el desaparecido Trolley, como tributo a Cristián Sáez Jara, un pintor y rockero punk que alcanzó a brillar bajo el nombre de TV Star en un grupo de vida breve: Dadá. Fue él quien le había propuesto a Álvaro España bautizar a su banda como Fiskales Ad-Hok, una alteración ortográfica con la que podrían satirizar a uno de los personajes más reconocibles de la institucionalidad militar de la época, el fiscal Fernando Torres Silva.

"Nadie sabía tocar nada. Tampoco teníamos instrumentos", recuerda Roli, su bajista, en La era ochentera. "Eran las puras ganas, y unos pocos ensayos que habíamos hecho construyendo una batería con tambores de cartón". Además de la precariedad técnica, sus conciertos comenzaron a distinguirse como una experiencia de intensidad casi física, que ninguna otra banda chilena era capaz de motivar. Fue común que muchos de sus recitales quedaran inconclusos para evitar riesgos. Roli contó alguna vez que "hubo un tiempo que las pandillas iban a pelear a las tocatas, que era como su punto de encuentro. Decidimos que cada vez que eso ocurriera, parábamos de tocar. Era heavy, porque llegaban hasta brigadas de nazis".

Los Fiskales miraron a lo lejos el llamado "boom" del pop chileno, y luego vieron cómo esas mismas bandas caían una a una. Quizás la principal cercanía ideológica se daba, en su caso, con Los Prisioneros; pero los Fiskales jamás pensaron en sí mismos como un grupo apto para las radios ni la televisión. Su primera emisión radial se dio dentro del programa "Melodías subterráneas", de Rolando Ramos: "Apestan los burgueses", cantaban en ese primer demo mostrado al país.

 
Subir
1 /  2 / 3 / 4 / 5 / 6 / 7 /
     
     ¿Tu Favorito?  Escríbenos
 Mapa
 Créditos  Un Sitio:
 Patrocina:
 Ganador del: