Rescate
Inicio/Notas y Reportajes/Rescate...
1 / 2 /
Noviembre 2008
Restaurante Veta Bistró
Jóvenes chefs en el Valle de Colchagua

 

Cristóbal Harsen (27), miembro de una conocida familia de empresarios hoteleros que partió a probar suerte al Valle de Colchagua, y Roberto Neira (28) un estudiante de derecho que abandonó la carrera por amor a la cocina y se formó trabajando en destacados locales tanto en Chile como en Estados Unidos, son los dos chefs socios del nuevo restaurante Veta Bistró en la Viña La Posada de Santa Cruz. Hermosos jardines y viñedos conforman el escenario campestre de esta casa construida al estilo colonial chileno en donde se come, por sobre todo, “comida rica”, según la definen sencillamente sus dueños.

Una simple merluza, fresca y bien preparada, o un plato de carne difícil de encontrar en una parrillada y de postre unas frutillas inmejorables de temporada o un helado artesanal de fabricación propia, son la apuesta de este local. Huyendo de las pretensiones, su oferta aprovecha la calidad de los productos de esta privilegiada zona agrícola y vitivinícola, potenciada por la estrecha relación que mantienen con la gente que los produce. “Nuestra filosofía no es tanto rescatar las recetas tradicionales, sino la cocina que se hace en el lugar. Para eso hay que estar con el proveedor, ir a conocer la huerta, ir a la feria, relacionarse con la persona que se ha criado toda su vida en el campo. Ahí parte la cocina chilena”, afirma Roberto.

Por Rosario Mena



Tras formarse en la escuela Culinary de Santiago y luego de un tiempo de búsquedas infructuosas, Cristóbal Harsen, miembro de una conocida familia de empresarios hoteleros, criado entre los manteles del Hotel Ritz Carlton, del cual su padre y sus tíos eran propietarios, decidió partir a probar suerte al Valle de Colchagua, trabajando como chef en el restaurante de la Viña Viu Manent. Y se sintió como pez en el ambiente, el paisaje y la sociedad de Santa Cruz, lo que, al poco tiempo, lo entusiasmó a emprender su propio negocio gastronómico. Ante la oferta de montar un restaurante en la hermosa casa patronal y el privilegiado entorno de la Viña La Posada, que lo cautivaron de inmediato, comenzó a buscar socios.
La idea tomó forma cuando apareció en escena el chef Roberto Neira, a quien había conocido en Santiago y que estaba también, por su parte, planeando instalar un restaurante, pero en la capital. Juntos visitaron Viña La Posada y decidieron asociarse para concretar allí un proyecto gastronómico que bautizaron como Veta Bistró.

“Fue amor a primera vista”, dice Roberto, quien asumió como chef del local. A sus 28 años ya tiene a su haber un nutrido currículum, en el que figura su trabajo en los restaurantes de Cristopher Carpentier y Rodrigo Barañao, en Santiago; en la famosa cadena estadounidense del chef Thomas Keller, dueño de The French Laundry, en California y Per Se en Nueva York, -catalogado como el mejor restaurante del mundo por la Restaurant Magazine de Londres- y en otros locales en varias ciudades norteamericanas, además de haber aparecido fotografiado en la prensa chilena junto a la presidenta Bachelet, para quien cocinó durante su gira a Estados Unidos.
 
Subir
1 / 2 /

Prohibida la reproducción de imágenes y textos sin previa autorización escrita. Las opiniones expresadas en esta entrevista son de exclusiva responsabilidad de quien las emite y no representan, necesariamente, el pensamiento de Nuestro.cl.
     
     ¿Tu Favorito?  Escríbenos
 Mapa
 Créditos  Un Sitio:
 Patrocina:
 Ganador del: