Rescate
Inicio/Notas y Reportajes/Rescate...
1 /  2 / 3 / 4 / 5 / 6 / 7 / 8 / 9 /
Enero 2008
Entrevista con Francisco Torres, director del Museo Antropológico Padre Sebastián Englert, de Isla de Pascua
"Chile no se ha propuesto ser una nación del Pacífico" (continuación)

 

- Se ve bastante limpio en torno a los sitios, si dices que viene gente a acampar…

- La generalidad no es la limpieza. Es súper difícil manejar el tema de la basura en la isla. En general, la gente se llena de chatarra. Y es complicado. Por ejemplo, no puedes tener en tu patio botellas con conchos de líquido, porque ahí pone sus huevos el mosquito del dengue. Pero yo te diría que se ha ido tomando conciencia, la gente cuando acampa se lleva su basura. A través de proyectos con auspicios, se ha organizado a distintas instituciones para que se hagan cargo de limpiar la orilla. Y Conaf recibe la basura. De todos modos, el basural de Isla de Pascua es uno de los peor manejados de Chile. Eso no se ha resuelto.

Restaurar la historia

Partimos al Rano Raraku, en cuyo cráter se ubica la cantera donde se fabricaban y extraían los moai que luego eran trasladados a otros puntos de la isla. "Si te fijas, estos moai no tienen cuencas de ojos, ya que éstas se tallaban una vez que el moai estaba sobre el ahu", explica Torres. Es sobrecogedor observar el camino de esculturas que se va formando desde el cráter hacia abajo por la falda del volcán. Aquí no sólo se encuentran los moai clásicos y más conocidos, sino también otras variedades.

Aquí realizó varias investigaciones el antropólogo estadounidense William Mulloy, que llegó por primera vez a Isla de Pascua en 1956, invitado por la expedición científica noruega liderada por Thor Heyerdahl a través de la Polinesia. "El vio que la isla estaba abandonada- explica Torres- y que los moais eran una fuente de desarrollo, pero consideró que no había que restaurarlo todo, sino principalmente, investigar y documentar. De hecho, su obra científica más relevante fue el diseño de la prospección arqueológica, con el fin de realizar un catastro y sobre esa base tomar decisiones para el futuro. La prospección la tomó la Universidad de Chile y los resultados no fueron lo que se esperaba. Malloy se enfermó de cáncer y murió sin haber publicado algo sobre las excavaciones y restauraciones que hizo. De cada sitio hay un resumen de las intervenciones, pero no una interpretación. Y yo pienso que este es un asunto fundamental. Yo volvería a hincarle el diente al catastro del patrimonio arqueológico, no tanto a restaurar moais", explica Torres.

- ¿Y cómo se definen las prioridades?

- La verdad es que nadie sabe mucho qué hay que hacer. Cuando llegó la plata de Unesco (donación otorgada por el gobierno de Japón) hubo mucha discusión sobre qué había que hacer, en el sentido de cuáles eran las mayores urgencias, porque había patrimonio que directamente se estaba desplomando. Pero no había una documentación, una evaluación de su valor. Entonces así no se puede priorizar las intervenciones.

 
Subir
1 /  2 / 3 / 4 / 5 / 6 / 7 / 8 / 9 /

Prohibida la reproducción de imágenes y textos sin previa autorización escrita.
     
     ¿Tu Favorito?  Escríbenos
 Mapa
 Créditos  Un Sitio:
 Patrocina:
 Ganador del: