Rescate
Inicio/Notas y Reportajes/Rescate...
1 /  2 / 3 / 4 / 5 / 6 / 7 / 8 / 9 /
Enero 2008
Entrevista con Francisco Torres, director del Museo Antropológico Padre Sebastián Englert, de Isla de Pascua
"Chile no se ha propuesto ser una nación del Pacífico" (continuación)

 

Tocados eróticos

Nuestra primera parada es Puna Pau, uno de los enclaves interiores (no costeros) que incluye el parque. Un cráter de escoria roja del que se obtenían los Pukao o tocados que coronaron los moai y que es la única cantera donde estos se produjeron en la isla. A diferencia de Rano Raraku, a donde nos dirijimos después, y en cuya cantera se pueden observar los moai antes de ser extraídos de la roca, no existen pukaos en estado de elaboración.

- ¿Se sabe cómo los hicieron y trasladaron?

- Se tallaban en la roca, luego se extraía el bloque y se le daba la forma redonda. No se sabe muy bien cómo los sacaban. Probablemente lo hacían con troncos. Hay mucho cuento con la energía. Entonces no faltan las personas que se meten al interior de los sombreros para energizarse. En torno a la Isla, hay muchos discursos científicos, esotéricos, cada cual tiene su propio tour, que no es malo, pero a veces es dañino para el patrimonio, como en este caso. Lo mismo ocurre con el Ahu Te Pito Kura (donde se ubica una gran piedra redonda que la gente identifica con Te Pito o Te Henua), dicen que la llevó el rey Hotu Matua para marcar el "ombligo del mundo". La gente pone ahí la cabeza, se le atribuye un gran valor esotérico. Yo tengo dudas sobre eso y sobre su valor patrimonial.

- ¿Tienen estos tocados un valor de jerarquía social, como lo tienen, por ejemplo, en la cultura Tiawanaku?

- Efectivamente tienen una importancia en el estatus que otorgan al antepasado que se representa en el moai. Pero también hay gente rapa nui que interpreta los pukao con un sentido erótico. El moai es fálico, masculino, el pukao es como la vagina. A mí no me parece descabellado. Aquí hay un tema sexual muy fuerte. A los hombres los reafirma mucho el tema de andar cazando y hay un turismo sexual claramente identificado, de turistas mujeres que vienen a buscar hombres, con la ventaja de que además aquí todo el mundo es pariente, entonces necesita relacionarse con parejas sexuales de afuera. De hecho, las enfermedades de transmisión sexual son un problema en crecimiento, pero que no se ve. Muchas niñas vienen aquí y se van embarazadas. A veces vuelven. Se da una dinámica complicada en este sentido. Cosas que a veces no se notan.


Anclados al Pacífico

"Cada rincón, cada lugar tiene un nombre. Para los rapa nui el territorio es muy importante. Por eso ha sido un problema la anexión al Estado chileno, por su concepto de la propiedad, del usufructo de la tierra", dice Francisco mientras nos dirigimos hacia la aldea costera de Akahanga, pasando por la bahía de Vai Hu. "Las familias todavía se vienen aquí a acampar el fin de semana al lado del mar. El vínculo con el mar es lo más fuerte de su cultura. El mar es una extensión del suelo, no es una limitante, los niños hacen surf, bucean. Hay lugares más interiores que son para pescar, están zonificados y tienen sus nombres. Pozas que la gente las conoce y van a pescar ahí con red, desde la orilla. La toponimia es súper importante y se conservan los nombres de las caletas tradicionales, a las que la gente va a pescar y que están asociadas con sus ancestros. Aquí, cuando llegaron los misioneros y le preguntaron a la gente cómo se llamaba el lugar, ellos respondían Vai Hu, que es el nombre de la caleta. Estos son los nombres que aparecen inicialmente en el recuento de los navegantes como nombres de la isla".

 
Subir
1 /  2 / 3 / 4 / 5 / 6 / 7 / 8 / 9 /

Prohibida la reproducción de imágenes y textos sin previa autorización escrita.
     
     ¿Tu Favorito?  Escríbenos
 Mapa
 Créditos  Un Sitio:
 Patrocina:
 Ganador del: