Haz click en la foto para ver el álbum
 
 
 

Más rescate

Magdalena Krebs, Directora del CNCR.

Conservación en el Museo de Arte Precolombino.

Mónica Bahamondes, experta en adobe.

Ver todo Rescate
 

Te Recomendamos
- Web del Centro del Patrimonio Fotográfico.
- El vestuario de los pueblos prehispánicos de Chile.
- Web del Centro Nacional de Conservación y Restauración.
- Web del Museo Chileno de Arte Precolombino.

 
Comunidad Activa
Sugerir Temas
Sugerir Artículos y Links
Publicar en Agenda
Rescate
Inicio/Notas y Reportajes/Rescate...
Junio 2005


Conservación de fotografía

Lucha contra la desaparición (continuación)

 

Al rescate de las colecciones

La iniciativa de grupo de profesionales que en 1980 forma el Archivo Fotográfico del Museo Histórico Nacional, bajo la dirección del arquitecto Hernán Rodríguez, y comienza a desarrollar la conservación de colecciones tanto públicas como privadas, da origen a este Centro, que más tarde toma la forma de una corporación cultural, trabajando en estrecha unión con la Subdirección de Museos de la DIBAM. Su equipo de conservadores es de carácter interdisciplinario: "Gente que viene del arte, de la investigación, de distintas áreas, con el propósito de generar una visión distinta sobre la fotografía, que en el caso nuestro no tiene que ver sólo con la preservación, sino con una mirada global hacia la fotografía, la historia, la estética, el rol social de la fotografía".

En 1999 llevaron a cabo un catastro de colecciones fotográficas patrimoniales a lo largo de todo Chile. Con el aporte de la Fundación Mellon lograron catastrar 94 colecciones compuestas por 16 millones de fotos. La cantidad y calidad de los archivos sobrepasó con creces las expectativas del proyecto, constando que en todas las latitudes del territorio, se guardan valiosas y abultadas colecciones fotográficas. "El Ferrocarril de Antofagasta, por ejemplo, tiene un patrimonio absolutamente extraordinario, que está en el Museo del Ferrocarril".

Fotografías en distintos soportes y formatos se hayan en los diversos archivos existentes a lo largo del país, además de álbumes que pueden incluir una mezcla de varios de ellos. Dentro de la fotografía en papel, éste puede ser en base a plata, carbón y otros procesos de fijación. Se encuentran también negativos de vidrio y negativos flexibles; placas positivas en vidrio, que antiguamente podían proyectarse; daguerrotipos, que son placas de cobre del siglo XVIII y de las cuales existen escasos ejemplares en Chile; ferrotipos, que son copias positivas en lata, y diapositivas, que abundan en los museos de tipo arqueológico, donde se hacen registros in situ para ser proyectados. Toda la información obtenida sobre los archivos fue ingresada en una base de datos. "Esto nos permitió saber los distintos formatos para adecuarlos a los formatos con lo que nosotros trabajamos, que utilizan sus propios muebles y modos de guardado. De esa forma podemos visualizar en forma muy concreta cuántos muebles, cuantos sobres, cuanto espacio necesitamos".

De las colecciones catastradas se seleccionó un conjunto como objeto del proyecto de conservación. "La condición es que se haga una mantención de la colección y la conservación tenga una continuidad, sino, no sirve -explica Csilag-. Por otra parte, si tú terminas este trabajo, cierras el depósito y te vas, no sirve. Lo que importa de estas colecciones es que la gente las vea. Y que la gente pueda investigar, reconocerse en esa memoria, que el país pueda moverse a través de cómo se ve. Tiene que tener una utilidad. Por eso nosotros presionamos mucho antes de hacer el proyecto para que haya un compromiso previo de la institución de conservación y difusión de las colecciones".

Tras realizar un diagnóstico y habilitar depósitos adecuados, los profesionales se desplazaron a las distintas ciudades para generar las condiciones de conservación y capacitar a las personas a cargo, desarrollando el trabajo junto a ellas. Para esto contaron con el aporte de empresas, de los propios museos y dueños de las colecciones y de la Fundación Andes, que tradicionalmente ha apoyado esta área. "Primero se estabiliza la colección, que es básicamente limpiar, con distintos sistemas. Hay un montón de detalles, desde cómo tomar la fotografía, cómo manipularla, hay una metodología muy rigurosa que hay que enseñarla. De la limpieza hay que pasar a la digitalización y después al depósito. Entonces las imágenes quedan resguardadas de manera digital, y ya no hay que estar manipulando el archivo. Una vez que la gente ya domina todo nosotros nos vamos. La estadía puede durar un mes".

Un proyecto con Unesco y la prestigiosa Fundación Getty permitirá proyectar esta experiencia a nivel latinamericano, realizando un catastro y un programa de preservación de colecciones en Colombia, Argentina, Paraguay, Uruguay, Ecuador, Perú, Bolivia. "Hay que trabajar en alianza con todo el mundo y con todas las instituciones. Hoy día la gente está más interesada y se está preocupando, porque ve que hay un patrimonio que está desapareciendo y del cual no quedará registro. Piensa tú que la fotografía en Chile acompaña toda nuestra historia libre, es un testimonio de nuestra memoria, nuestro compañero de certezas. Hay que conservarla, sino cómo le mostramos a los que vienen lo que hemos sido".

             
|
| |
4 >
subir
     
Prohibida la reproducción de imágenes y textos sin previa autorización escrita.
  ¿Tu Favorito?
Escríbenos
Mapa
Créditos
Un Sitio
Patrocina
Ganador del