+ Rescate
Entrevista al chef Guillermo Rodríguez
Recetas con productos del mar
El Quitapena, El Hoyo y La Piojera
Ver todo Rescate
 
Te Recomendamos
Ruperto de Nola: El paladar más criollo.

 
Comunidad Activa
Sugerir Temas
Sugerir Artículos y Links
Publicar en Agenda
Rescate
Inicio/Notas y Reportajes/Rescate...
 

Palmenia Pizarro

La reina de cariño malo (continuación)

Ventas, éxito, premios y otras yerbas

- ¿Cuándo comenzó lo que hoy podríamos llamar "boom" de ventas?

- Lo de las ventas fue después del (primer) single. En dos meses me entregaron un primer disco de oro por 250 mil copias vendidas. Después de Cariño malo, que fue el cuarto disco sencillo (en rigor es un EP, o extended play que contiene cuatro canciones en vez de dos: Cariño malo, Olvídate de mí, Todavía y En vano). En 1964 apareció el primer long play: con el título Qué lindo canta Palmenia.

- ¿Qué significó para ti el reconocimiento y popularidad?

- Mucho porque yo tenía sueños. Me sentaba en el pasto al frente del edificio de la Philips y me compraba un refresco Fanta u Orange, que es lo que me gustaba. Ahora no tomo esos refrescos ni por si acaso. Me aburrieron, porque los tomé por tanto tiempo. Ése era mi almuerzo. Y soñaba con lo que poco a poco fui consiguiendo. Con trabajo duro. Durante todos los años 60 estuve grabando dos LPs por año. Cuando me fui de Chile llevaba 29 y más de 500 singles. Ensayábamos en la gira, entonces llegábamos con los temas listos y de diez a diez de la noche hacíamos un long play.

- ¿Cómo fue ese inicio de grabación de discos?

- Al comienzo tuve que esperar un año para grabar. Según los ejecutivos de mi primer sello, Philips, no había repertorio para mí. Estuve un año yendo y viniendo. Yo había cantado valses inéditos porque tenía un matrimonio amigo en San Felipe que viajaba a Lima de vacaciones todos los años. Y un compositor no conocido me mandó un disco promocional con dos valses: Mi pobreza y Siempre sola. Y Ernesto Aroli me mandó Amarga experiencia.

- ¿Qué grabaste?

- Grabé no sólo valses, sino también joropos, pasillos y hasta un tango, Dónde estás, corazón. Para mi segundo single (1963) el compositor argentino Natalio Sedini me escribió el vals Desprecio, que grabé junto a Vuelve pronto, del peruano Augusto Polo Campos. Polo Campos fue fundamental para mi carrera: él es el autor de Cariño malo.

- ¿Y se conocieron personalmente?

- Nos conocimos en una recepción de la embajada de Perú en 1963. Me dijo Yo me vine a tu país porque me acabo de separar de mi esposa, ha sido muy difícil para mí, y el día antes de viajar voy con mi pasaporte, salgo de las oficinas y ella viene por la misma vereda. Y cuando me ve se cambia de vereda. Y cuando su mujer pasó frente a él lo miró y sonrió burlonamente. Y eso le dolió mucho. Y ahí sacó una hoja y escribe "Hoy, después de nuestro adiós, hoy volví a verte, cariño malo". Y todos dicen "Hoy vuelvo a verte". Al otro día en el avión la terminó. La canción venía inédita cuando me la entregó.


- Su exploración en cuecas y tonadas

             
|
|
3
|
 
subir
     
Prohibida la reproducción de imágenes y textos sin previa autorización escrita.
  ¿Tu Favorito?
Escríbenos
Mapa
Créditos
Un Sitio
Patrocina
Ganador del