Rescate
Inicio/Notas y Reportajes/Rescate...
1 /  2 / 3 / 4 /
Mayo 2007
 
Mujeres penquistas notables (continuación)

 

Isidora, la única

Aunque nacida en Copiapó, Isidora Goyenechea, más conocida como Isidora Cousiño, es una figura indisolublemente ligada a la historia local. La viuda de Luis Cousiño, de gran belleza y carácter, tomó en gran medida las riendas de la empresa del Carbón de Lota fundada por su marido, y es la principal gestora del parque de Lota y del Palacio Cousiño en Santiago. Durante la Guerra del Pacífico puso a disposición del Gobierno el buque "Matías Cousiño" que tuvo destacada participación, lo que le valió la condecoración, con una medalla de honor, por parte del Presidente Aníbal Pinto. Entre sus muchas obras sociales en Lota, destaca la famosa "Gota de leche", que, en un hermoso edificio, atendía a los hijos de los obreros. También se bautizaron escuelas con su nombre.


Educación femenina

Las Monjas Trinitarias, fueron las primeras en abrir una escuela para niñas en la ciudad, en 1826. Otras congregaciones pioneras y de gran tradición en la enseñanza femenina fueron el Sagrado Corazón, en cuyo colegio del mismo nombre se han educado varias generaciones de niñas penquistas, y la Inmaculada Concepción instalada en 1878. Prestigiosos colegios de niñas fueron el Liceo "Eloisa Urrutia", creado en 1882 bajo el nombre de su fundadora y el liceo "Santa Filomena", fundado por doña Carmela Romero Espinoza, destacada pedagoga, que da nombre al liceo que hoy dirigen la Madres Dominicas y el Liceo Experimental de Niñas. Fundamental en la historia de la ciudad es también el Liceo de Niñas de Concepción, fundado en 1884, como establecimiento particular, por un grupo de vecinos ilustres y, cuya primera directora fue Enriqueta Douglas de Blondel. De este establecimiento han salido destacadas figuras en el plano local y nacional.


Mujeres benefactoras

Entre varias benefactoras del siglo XIX, se cuenta doña Carmen Urrejola Unzueta de Del Río, quien hizo importantes aportes para construir un internado femenino. Ella es la segunda esposa del filántropo penquista don Pedro Del Río Zañartu, dueño de la hacienda de Hualpén, donde hoy se encuentra el parque y el Museo que llevan su nombre. A comienzos del siglo XX se extiende entre las mujeres penquistas la dedicación a la beneficencia, en una época de terribles contrastes sociales, provocados por la revolución industrial y la inmigración del campo a la ciudad con el surgimiento de los cinturones de pobreza.

Entre ellas destaca Leonor Mascayano Polanco quien, gracias a su empuje y espíritu visionario, se convirtió en la forjadora de dos grandes iniciativas a favor de los niños: la Sociedad Protectora de la Infancia y el Hospital de Niños que lleva su nombre. En 1826 fundó también la Casa de Luz, para acoger y educar a ciegos.

Damas penquistas fundaron diversas instituciones como "La Hormiga", que protegía el trabajo de la mujer obrera, "La Providencia" que enseñaba oficios prácticos a las mujeres para ganarse la vida, "Las hermanitas de los pobres" y la Conferencia de San Vicente de Paul, además de "La Gota de Leche" que persistió en Concepción hasta 1950. En 1917 un grupo de socias voluntarias fundó la Cruz Roja de Concepción que originalmente funcionó como un dispensario, para luego ampliar su radio de acción, contando a mediados de siglo con un completo policlínico.

 
Subir
1 /  2 / 3 / 4 /

Prohibida la reproducción de imágenes y textos sin previa autorización escrita.
     
 Música  ¿Tu Favorito?  Escríbenos
 Mapa
 Créditos  Un Sitio:
 Patrocina:
 Ganador del: