+ Rescate
Especial Día de la mujer
Especial día de la mujer
La fundación de Santiago
La fundación de Santiago
7 plantas medicinales

7 plantas medicinales chilenas

Ver todo Rescate
 

Artículos Recomendados
- Sernam: Servicio Nacional de la Mujer
 
Comunidad Activa
Sugerir Temas
Sugerir Artículos y Links
Publicar en Agenda
Rescate
Inicio/Notas y Reportajes/Rescate...
Marzo de 2003


Entrevista con Sonia Montecino:

Arquetipos chilenos de femeneidad

Bruja, curandera, madre, santa y prostituta: los arquetipos de la mujer en Chile se proyectan desde la tradición indígena hasta nuestra sociedad contemporánea configurando un sistema en donde la mujer, ciudadana de segunda en la esfera pública, ejerce, desde siempre, un poder que, a través de corrientes subterráneas, se apropia de los ámbitos esenciales de la vida.

Por Rosario Mena

El concepto de "género", tan en boga y a la vez malentendido, no es otra cosa que la superación de la "mujer" como objeto de estudio, por una categoría más amplia, que no restringe la identidad sexual a las características biológicas del individuo y aborda a la mujer como sujeto de una relación entre ambos sexos, cuyas imágenes y roles son definidos culturalmente en las diversas sociedades. "No es lo mismo ser una mujer en Chile que serlo en Africa o en Alemania" señala la destacada antropóloga Sonia Montecino, académica, escritora y Directora del Centro de Estudios de Género de la Universidad de Chile.

- En el imaginario popular la mujer no sólo representa la vida por ser la madre, la que alimenta, la que cria, sino también, por ser la que sana. El oficio de la curandera parece estar más asociado a las mujeres…

- Si lo miramos en términos históricos las figuras van cambiando. Junto a la madre, que da la vida, también está antiguamente la partera, que es la que trae los niños al mundo. Y hay otras figuras asociadas a la crianza, como la nodriza y la abuela, que tienen su propia evolución. En este momento la machi, la curandera mapuche, es muy potente, pero en el pasado, hasta el siglo XVIII, los machi eran hombres, luego empiezan a ser mayoritariamente mujeres. Tiene que ver con el poder de las mujeres sobre la vida y la muerte y con su relación con la tierra. La machi utiliza la tierra, las plantas, las hierbas, y las conoce. En todo caso, en la tradición mapuche siempre hay equilibrio de fuerzas. Los antiguos machi eran seres masculinos y femeninos a la vez. El poder de curación de la machi tiene que ver con el nguichén, que es una fuerza masculina y femenina que tutela a toda la comunidad y la naturaleza. Las machis están vinculadas directamente con este espíritu y con las machis que han muerto, que tienen un poder que lo traspasan a través del sueño, que es el vehículo de comunicación. La mujer machi siempre trabaja con un traductor que es hombre, y así se restablece el equilibrio de fuerzas. Pero la figura de la curandera tiene otra cara: ella cura enfermedades que están vinculadas a un mal, ella restaura la vida. Sin embargo, su situación es ambigua, porque limita con lo malo, la brujería, porque tiene vínculos con lo sobrenatural, y esto encierra un peligro latente. Esto se extrapola a la visión popular de la mujer, que es "la bruja". Detrás del chiste está el inconciente. Y en este caso tiene que ver con la asociación ancestral de la mujer con lo sobrenatural…

                 
< 1
|
|
3
| |
subir
     
Prohibida la reproducción de imágenes y textos sin previa autorización escrita.
Agregar a Favoritos
Escríbenos
Mapa del Sitio
Créditos
Un Sitio
Patrocina