En opinión de Juan Rafael Allende, el pueblo crucifica al único presidente democrático que ha tenido: José Manuel Balmaceda. Sobre la cruz se lee la inscripción "Presidente Democrático". Poncio Pilatos, 1893.

 
+ Rescate
Rock penquista.
Mural "Presencia de América Latina".
Patricia Chavarría: investigadora de la tradición oral del Bío-Bío.
Ver Más
 
Te recomendamos
- Archivo Fotográfico de Chilectra
Rescate
Inicio/Notas y Reportajes/Rescate...
1 / 2 / 3 /
 
Libro El que rie último...
Risa histórica (continuación)

 

El humor en la prensa popular, si bien jugó un rol cuestionador y denunciante, generalemente lo hizo desde los mismos lenguajes y circuitos fundamentales de la elite dominante, sin representar una cultura opuesta. Entre los periódicos dirigidos al pueblo, que verdaderamente reflejaron un mundo popular contradictorio con la aristocracia, se destaca El Ají, publicado entre 1889 y 1893 por el obrero tipógrafo Hipólito Olivares, y especialmente, El José Arnero, publicado entre 1905 y 1914 por el poeta popular Juan Bautista Peralta.

En El Ají, que sólo era leído por la plebe y que defendía sus intereses y costumbres, escribieron poetas populares como Rosa Araneda y Nicasio García. Según diarios conservadores, como El Chileno, se trataba de un "periodicucho de mala muerte". Tras la prohibición de las fondas del Parque Cousiño en 1892, El Ají sentenció: "Nuestros gobernantes a toda costa quieren moralizar al pueblo, pero habrían de principiar por moralizarse ellos mismos". Abogaba por una democracia que librara a los chilenos del dominio de "una casta y oligarquía, llámese esta conservadora, o banqueros o judaicas".

El José Arnero, privilegiado vehículo para el poeta Juan Bautista Peralta, explicitaba su origen desde el mismo nombre: "José Arnero vino al mundo rotoso, con chupalla y sin camisa, trayendo sobre su pecho desnudo esta única inscripción grandiosa, soberbia y sublime: ¡Abajo los caballeros! ¡Arriba los rotos!". En sus páginas Peralta imprimió sus cuecas anticlericales. En 1907, en honor al santo popular Fray Andresito, El José Arnero publicó unos versos con las ideas anarquistas que por entonces prendían en los ambientes populares urbanos. Sin embargo, la más vasta y consolidada producción del periodismo humorístico se situó a medio camino entre las formas populares y el lenguaje de la elite. Su exponente principal es el escritor, actor, humorista, periodista y empresario de teatro y prensa, Juan Rafael Allende, cuya obra constituye un invaluable legado, que revela el lado oculto de un largo período de la historia de Chile. Su entregada defensa del pueblo se inscribió en el estilo y los cánones de la ilustración, teniendo como modelo a la prensa satírica europea, lo que no le restó penetración en las masas.

La gracia de su escritura junto a las cuidadas caricaturas, dibujos y grabados de Luis Fernando Rojas y Benito Basterrica, transformaron rápidamente a sus publicaciones en las favoritas de un amplio y diverso público. Mientras las fondas eran empapeladas con sus periódicos, recortes de sus caricaturas adornaban tiendas, restaurantes y hoteles.

 
Subir
1 / 2 / 3 /

Prohibida la reproducción de imágenes y textos sin previa autorización escrita. Las opiniones expresadas en esta entrevista son de exclusiva responsabilidad de quien las emite y no representan necesariamente el pensamiento de Nuestro.cl
     
     ¿Tu Favorito?  Escríbenos
 Mapa
 Créditos  Un Sitio:
 Patrocina:
 Ganador del: