Rescate
Inicio/Notas y Reportajes/Rescate...
1 / 2 /
Mayo 2007
Centro Cultural Pabellón 83
La identidad del carbón (continuación)

 

En el primer piso funciona el Centro de Documentación Subterra, que reúne material bibliográfico, fotográfico y audiovisual sobre la ciudad de Lota. En esta planta también se ubican las salas de capacitación. En el segundo y tercer piso se realizan las exposiciones, charlas y exhibiciones de películas. La programación se centra en actividades relacionadas con la identidad de sus habitantes, la que está ligada indisolublemente a la extracción del carbón.

Guiselle Maldonado, hija de un ex minero, trabaja como secretaria del Pabellón 83. La joven describe la alentadora influencia que ejerce este Centro entre sus habitantes, y a la vez, lamenta la falta de opciones laborales. "Los lotinos estamos viendo maneras de seguir saliendo adelante. Es difícil la situación, tengo un hijo y no sé lo qué va a pasar. Aquí sólo hay trabajos chicos, mucha gente se ha ido a otras ciudades para buscar empleo. El Centro Cultural ayuda a enfrentar la situación. Ahora hay un lugar donde la gente puede valorar lo suyo. Lo único que me gusta es el trabajo que yo hago, nunca había trabajado en esto".


La antigua vida del Centro

A las viviendas de los mineros se les denominaba pabellones. Cada uno tenía un número. El Centro Cultural conservó el suyo, número 83, para preservar el recuerdo de su vieja función.

El primer piso, de la mayoría de los pabellones, antiguamente era el único espacio múltiple. En él se encontraba la cocina, el comedor y la sala de estar, que tenía una chimenea a carbón en el fondo. En el segundo piso, se ubicaban las habitaciones de los padres, en tanto que en el tercer piso estaban las de los niños. Cada familia llegaba a estar compuesta por alrededor de 15 hijos. Por fuera, el corredor o portal comunicaba con las otras viviendas y los espacios comunes, como lavaderos, baños y hornos.

En la época en que se trabajaba con cuatro turnos diarios existía la costumbre de "las camas calientes". "Cuando un trabajador se levantaba inmediatamente llegaba otro que ocupaba su lugar para descansar", explica Guiselle, mientras enseña la antigua casa que alguna vez albergó a casi 300 personas.

 
Subir
1 / 2 /

Prohibida la reproducción de imágenes y textos sin previa autorización escrita. Las opiniones expresadas en esta entrevista son de exclusiva responsabilidad de quien las emite y no representan necesariamente el pensamiento de Nuestro.cl
     
     ¿Tu Favorito?  Escríbenos
 Mapa
 Créditos  Un Sitio:
 Patrocina:
 Ganador del: