Rescate
Inicio/Notas y Reportajes/Rescate...
1 /  2 / 3 /
Diciembre 2006
Juan Bautista Peralta
Bautista por partida doble (continuación)
Desde 1896 distribuye sus pliegos impresos en Santiago, haciéndose rápidamente conocido. En 1899, para diferenciarlos, tuvo la idea de colocarles el rótulo de: La Lira Popular, haciendo referencia a la revista Lira Chilena, dedicada a la difusión de la "poesía culta". Sin una periodicidad fija, durante 30 años imprimió y vendió sus versos, los que trascendieron en el tiempo a través del nombre con el bautizó a su literatura dedicada a las crecientes masas urbanas.

De activa participación política, en organizaciones como el Centro Social Obrero, agrupación del Partido Democrático, Peralta trabajó en diversos medios pertenecientes a estamentos disímiles. Escribió para El Chileno, diario de gran circulación en los primeros años del siglo XX, editado por los conservadores católicos para disputar con la prensa laica su influencia sobre los trabajadores. En tanto que en 1906, colaboró en La Reforma, publicación dirigida por el fundador del partido comunista, Luis Emilio Recabarren. Aunque pareciera que este deambular fue errático, el trabajo de Peralta estuvo siempre ligado a la defensa de los derechos de la clase obrera y, como asegura el investigador Tomás Cornejo, su ligazón a los proyectos de los gobiernos de turno (populismo civil, populismo militar, socialismo) fue una apuesta idealista por un mejoramiento de las condiciones de vida de los grupos más desposeídos. Así, apoyó a presidentes como Marmaduke Grove, Arturo Alessandri o Carlos Ibáñez del Campo, o estableció juicios en tono a figuras como José Manuel Balmaceda. En este sentido sus versos y columnas, han servido para conocer el pensamiento popular frente a los sucesos políticos de República.

"Balmaceda, reformista por excelencia, empezó su gobierno con obras netamente progresistas y democráticas (…). Como era lógico, la nueva política, de progreso, trabajo, instrucción, justicia y libertad impuesta por el gobernante amante de su pueblo, provocó la ira de los partidos oligarcas, los que creyendo ver en Balmaceda, un enemigo de sus intereses, fraguaron el plan de revolución contra el gran patricio que deseaba el progreso de su patria y la felicidad de sus pobladores", enjuició en 1905, a través de las páginas de Chile Nuevo, publicación de corta vida destinada a las realizaciones del mandatario Ibáñez del Campo.

Trabajó en periódicos satíricos como el José Arnero, que llegó a circular con 8 mil ejemplares y en El Carrilano, medio de comunicación perteneciente a los empleados y obreros de Ferrocarriles del Estado, donde se desempeñó como el editor general. Asimismo, fue impulsor de La Libertad Electoral, periódico del que se conserva un sólo número y que recoge el nombre de un célebre medio de la burguesía opositora a Balmaceda. Paradojalmente, a través de La Libertad Electoral, Peralta se mostraba crítico frente a la burguesía y favorable a la figura de Grove, como líder de la clase obrera. Su labor como activista de los derechos de los trabajadores, también la desarrolla como dirigente del Sindicato de Ciegos Luis Braille.
 
Subir
1 /  2 / 3 /

Prohibida la reproducción de imágenes y textos sin previa autorización escrita.
Las opiniones expresadas en esta entrevista son de exclusiva responsabilidad de quien las emite y no representan, necesariamente, el pensamiento de Nuestro.cl
     
     ¿Tu Favorito?  Escríbenos
 Mapa
 Créditos  Un Sitio:
 Patrocina:
 Ganador del: