Rescate
Inicio/Notas y Reportajes/Rescate...
1 / 2 / 3 /
Abril 2008
Bernardo Guerrero lanza biografía del boxeador Estanislao Loayza Aguilar
Renace el titán iquiqueño (continuación)

 

Para llevar a cabo su investigación, Guerrero entrevistó a la esposa de Estanislao Loayza, Amanda Nieto y a su hija del mismo nombre. Además, revisó la prensa norteamericana y chilena de la época, especialmente las revistas nacionales Los Sport y Estadio. El libro que tiene más de doscientas fotografías del púgil en Iquique, Buenos Aires y Nueva York, se complementa con un DVD que contiene un documental de 18 minutos, donde aparecen el combate que sostuvo con Phil Mac Graw en 1926 en Estados Unidos por el título mundial. En la filmación, entregada por su viuda hoy fallecida, se aprecia la destreza del púgil nacido en el barrio El Matadero en 1905.

Para Guerrero, la publicación de esta biografía constituye una reivindicación de la figura del titán iquiqueño: "El Tani es el ejemplo de un hombre humilde, hijo de matarifes que encuentra en el boxeo, una forma de movilidad social. Es un personaje épico que vive en la memoria de los viejos, pero que los jóvenes desconocen, un héroe deportivo y cultural, un modelo de comportamiento".



Casi… casi… Stan

Para ganarse la vida Estanislao siguió el mismo oficio de su padre. Siendo matarife a los 14 años comenzó a practicar activamente en el box. Lo descubrió el mánager Louis Bouey, quien lo instó confiado en el tesoro que el joven tenía en sus manos. El mismo Bouey fue quien después descubrió a otro gran boxeador: Arturo Godoy. Seguro de que no era necesario demostrar su capacidad en Santiago, a los 20 años Loayza abandonó su ciudad natal en el vapor Teno y se fue directo a Estados Unidos. Es por esto que Guerrero lo considera "el primer regionalista". Pronto la prensa norteamericana comenzó a referirse al al Tani como Stanley, apodándolo con el diminutivo de Stan.



Su forma de combatir le valió la admiración del mismísimo Al Capone, quien lo invitó un par de veces a almorzar, debiendo aguantar el rechazo del púgil. En una pelea, no le quisieron pagar al Tani, y el mafioso neoyorkino intercedió para que le cancelaran lo adeudado. Es más, se dice que cuando el deportista iquiqueño estuvo en el hospital, después de la pelea más importante de su vida, Al Capone lo habría ido a ver.

Luego de una seguidilla de exitosos combates frente a destacados boxeadores estadounidenses, italianos, cubanos y mexicanos, sin haber sido nunca campeón nacional de Chile, el 13 de julio de 1925 en el Madison Square Garden de Nueva York, el boxeador enfrentó al norteamericano de 25 años, Jimmy Goodrich por la corona mundial de la categoría peso liviano.

 
Subir
1 / 2 / 3 /

Prohibida la reproducción de imágenes y textos sin previa autorización escrita. Las opiniones expresadas en esta entrevista son de exclusiva responsabilidad de quien las emite y no representan necesariamente el pensamiento de Nuestro.cl
     
     ¿Tu Favorito?  Escríbenos
 Mapa
 Créditos  Un Sitio:
 Patrocina:
 Ganador del: