Rescate
Inicio/Notas y Reportajes/Rescate...
1 / 2 / 3 / 4 / 5 /
Julio 2007
 
Patrimonio en familia (continuación)

 

Presentación de Sonia Montecino del libro Familias al fin de la tierra de Aleka Vial y Ana María López

"O fue loca mi partida
o es loco ahora el regreso;
pero ya los pies tocaron
bajíos, cuestas, senderos,
gracia tímida de hierbas
y unos céspedes tan tiernos
que no quisiera doblarlos
ni rematar este sueño…".


Gabriela Mistral, Poema de Chile, Hallazgo

"Familias al fin de la tierra" de Aleka Vial y Ana María López nos interpela como un llamado en el cual partida y regreso se convierten en ecos de un viaje femenino, en sonidos que, como sostiene Pedro Morandé en su prólogo, nos recuerdan esa lección "que reside en el valor perenne que tiene el saber habitar humanamente el mundo". Este libro nos habla de un traslado de dos mujeres a lo largo de Chile como país del fin de la tierra, recorrido de norte a sur, que busca los signos del hacer familiar, en una mirada que desde lo local, lo pequeño, el hábitat interior y reproductivo pone en escena lo productivo, lo monumental -el espacio donde anidan estos agregados laboriosos que producen identidades múltiples y complejas.

Pudiéramos pensar que este es un libro complaciente y conservador, que persigue mantener el discurso, muy típico chileno, del "familismo" como apuesta valórica en un mundo que muda sus términos y amplia sus contenidos; sin embargo eso nos parece más bien una mirada simplista, pues escudriñando tras ese posible velo encontramos más bien el despliegue de un antiguo concepto antropológico que resalta la diversidad de la parentalidad humana que más allá de las estructuras y normas que la rigen pone el acento en el amor y el trabajo. Ya Freud nos alertó de que esos eran los resortes de la cultura humana, muchas veces en conflicto, o más bien en una tensión que permite la edificación social tal cual la conocemos hasta hoy.

Este texto así nos aproxima al amor y al trabajo, pero lo hace superando también los sesgos de reconocer sólo a núcleos familiares aristocráticos o de una sola clase social, recogiendo por el contrario a grupos parentales marginales como son los que pertenecen a los sectores aymaras, mapuches, campesinos, obreros, colocando su belleza física y cultural a la par que los de otros segmentos sociales más privilegiados. Todos ellos están reunidos en este libro -en su imagen y en su oralidad- compartiendo una faz común: la dignidad de ejercer oficios transmitidos transgeneracionalmente; y más aún la de ser portadores de haceres que otorgan identidades familiares, pero al mismo tiempo locales y nacionales.

"Dormiremos esta noche
sueño de celestes dejos
sobre la tierra que fue
mía, del indio y del ciervo,
recordando y olvidando
a turnos de habla y silencio

Pero todos los metales,
Sonámbuloso hechiceros,
van alzándose y viniendo
a raudales de misterio
-hierro, cobre, plata, radium-
dueños de nosotros, dueños"

(Poema de Chile, Noche de Metales).

 
Subir
1 / 2 / 3 / 4 / 5 /

Prohibida la reproducción de imágenes y textos sin previa autorización escrita. Las opiniones expresadas en esta entrevista son de exclusiva responsabilidad de quien las emite y no representan necesariamente el pensamiento de Nuestro.cl
     
     ¿Tu Favorito?  Escríbenos
 Mapa
 Créditos  Un Sitio:
 Patrocina:
 Ganador del: