La escritora María Luisa Bombal.
 
+ Rescate

Germán del Sol, creador de los hoteles Explora.

Hotel Nogueira
Jaun Pablo González, investigador de música popular.
Ver todo Rescate
 
Te Recomendamos
- Las heridas del amor: María Luisa Bombal, Violeta Parra y Manuela Rebolledo, protagonizan dramáticos sucesos pasionales.
 
Comunidad Activa
Sugerir Temas
Sugerir Artículos y Links
Publicar en Agenda
Rescate
Inicio/Notas y Reportajes/Rescate...
Enero 2005


Desaperido hotel

Apuntes sobre el Crillón (continuación)

Las más hermosas damas de la sociedad santiaguina, políticos, empresarios y escritores se daban cita en este hotel, donde Joaquín Edwards ambienta su novela La chica del Crillón, llevada después al cine por Jorge Délano. Entre los intelectuales que por allí circularon se cuenta el escritor y recopilador de folclor Oreste Plath, quien en su libro "El Santiago que se fue" dedica un capítulo al hotel.

Ilustres figuras del cine durmieron en sus camas, como Gary Cooper y Clark Gable. Euforia despertó el galán de "Lo que el viento se llevó" en la calle Agustinas, donde la multitud agolpada obligó al corte del tránsito. Conocida es la anécdota del destacado periodista Tito Mundt, quien con el fin de obtener la primicia noticiosa se hizo pasar por botón del hotel. Durante su estadía, el actor requirió extremas medidas de seguridad, para evitar que las fans se colaran en su habitación. Para salir del hotel, debía hacerlo disfrazado y por una puerta trasera. El dibujante Coke, sin embargo, logró que le posara para un retrato.

"Todas las celebridades venían aquí, era lo único que habia aparte del Carrera. A mí me gustaba más el Crillón, era más señorial, más antiguo", dice Hevia. Por si fuera poco el paseo de bohemios, la librería Salvat, al lado del Crillón, atraía a los amantes de las letras, convocando a importantes escritores como Joaquín Edwards Bello y Jenaro Prieto, a quien el dueño de la librería, el editor Luis Salvat, le publicó su famosa novela El Socio.

Pero no sólo el placer, el glamour y la vida social hicieron célebre al Crillón, sino también, por desgracia, dos trágicos incidentes de corte pasional. Ambos protagonizados, casualmente, por mujeres escritoras. El primero ocurre el día 21 de enero de 1941, cuando la escritora María Luisa Bombal, autora de La Ultima Niebla, La Amortajada, y La Historia de María Griselda, dispara tres balazos al hombre que fuera su primer amor y que la dejara despechada y sumida en la depresión. En un acto increíble de comprensión, el hombre, que sobrevivió al ataque, no quiso formular cargos en contra de la Bombal, quien tras pasar un tiempo recluida en una casa correccional, viaja a Estados Unidos, en donde contrae matrimonio con un conde francés, con el cual tiene a su hija Brigitte y de quien enviuda tras una inestable unión.

La segunda tragedia, con final menos feliz, ocurre en abril de 1955, cuando la escritora Georgina Jiménez, presa de los celos, le dispara dos tiros a su acompañante, dándole muerte. Renunciando a defenderse y afrontando el proceso, la mujer fue condenada a tres años de prisión, sentencia que sólo cumplió durante un año y medio, ya que, transcurrido ese tiempo, la poetisa Gabriel Mistral solicita su indulto al Presidente Ibáñez, el cual accede a la petición. La escritora salió de prisión con un libro bajo el brazo titulado "Cárcel de mujeres", que publicó en 1956 con prólogo de Alone.

     
|
2 >
 
subir
     
Prohibida la reproducción de imágenes y textos sin previa autorización escrita.
  ¿Tu Favorito?
Escríbenos
Mapa
Créditos
Un Sitio
Patrocina
Ganador del