Más rescate

El gigante de Atacama.

Iluminación de Iglesias desde Parinacota hasta Chiloé.

Mónica Bahamondes, experta en adobe.

Ver todo Rescate
 

Te Recomendamos
- Templos de la memoria: Museos de Iquique.
- La identidad iquiqueña.

- Vivier en el desierto. Por Bernardo Guerrero.



Sitio Recomendado
- Templos de la memoria: Museos de Iquique.
 
Comunidad Activa
Sugerir Temas
Sugerir Artículos y Links
Publicar en Agenda
Rescate
Inicio/Notas y Reportajes/Rescate...
Julio 2005


Entrevista con Bernardo Guerrero, experto en identidad iquiqueña

Iquique, tierra de valientes (continuación)

 

- ¿Cómo los iquiqueños viven la ciudad?

- Habitar la ciudad es meterse en varias ciudades a la vez. Hay un Iquique andino que se expresa en el Terminal Agropecuario o bien en calles como Thompson con Amunátegui, en una serie de peluquerías. Hay un Iquique tradicional salitrero, que se expresa en el centro sur de la ciudad, cuya manifestación más palpable es la torre de la Iglesia Anglicana y los dos templos masónicos. Hay un Iquique que los inmigrantes de los años 70, atraídos por las pesqueras construyeron en el sector norte: Jorge Inostrosa, por ejemplo. Un Iquique pampino que se manifiesta en la población Caupolicán, Esavi y otras. Un Iquique santiaguino en la que los inmigrantes atraídos por la minería han construido en el sur. Ellos no sólo han traído sus enseres, sino que también sus jardines. En pleno desierto, sus casas poseen jardines como cualquier casa del centro o del sur. Y por último, el alcalde Soria, seducido por Miami o Cancún ha edificado una ciudad, también en el sector sur, con parques y juegos, que imita a esos balnearios. Una calle Baquedano en la que ya no vive nadie y que se pretende transformar en algo turístico... Iquique es hoy una ciudad en la que la cerámica convive con el pino oregón, y sus miradores han sido superados por los edificios en forma de torres que son feos y que no obedecen a ninguna lógica de una ciudad patrimonial.


- ¿Por último, qué desafíos plantea Iquique a los iquiqueños?

- Muchos desafíos, pero el principal es recuperar el alma de la ciudad. Esa alma de pino oregón que nos forjó como ciudadanos cosmopolitas, festivos y orgullosos de nuestra forma de ser. Recuperar y valorar nuestra arquitectura, recuperar los barrios de la ciudad y sus clubes deportivos. Pero más que eso recuperar el aire de comunidad, de barrio grande que tenía la ciudad. Recuperar el "avísale" un saludo iquiqueño equivalente a un hola, que nos denunciaba como miembros de una gran familia, recuperar el sentido del campeonismo como coraza y espada frente al centralismo. Recuperar todo eso, pero en el marco de comienzos del siglo XXI. Nuestros hijos e hijas son ahora hijos e hijas de la Zofri y del Mall, pero tienen la historia no sólo como telón de fondo, sino como principio fundante de nuestra identidad siempre dinámica, siempre abierta. Los iquiqueños somos cosmopolitas y esa es una de nuestras grandes fortalezas.

         
|
|
3 >
subir
     
Prohibida la reproducción de imágenes y textos sin previa autorización escrita.
  ¿Tu Favorito?
Escríbenos
Mapa
Créditos
Un Sitio
Patrocina
Ganador del