Rescate
Inicio/Notas y Reportajes/Rescate...
1 /  2 / 3 / 4 / 5 /
Enero 2007

Padre Gabriel Guarda, arquitecto e historiador

"El romanticismo es lo que está en la base de la colonización y la sociedad de Valdivia" (continuación)

 

"La Independencia nos quitó la independencia"

La vida de la nobleza militar de Valdivia bajo el dominio español, encontró su fin con la Independencia, la toma de la ciudad, a cargo de Lord Cochrane y su anexión al territorio chileno. Según el padre "la Independencia aquí fue la ruina total. Nos quitó la independencia respecto de Santiago. Nosotros éramos gobernados por el rey de España, desde el Virreinato del Perú. Y eran generosos con nosotros. Aquí se pagaban los mejores sueldos de Chile. Era una ciudad pequeña, pero con una gran calidad. Hay un flujo de gente que se junta en Valdivia, que tiene que ver con el ejército monárquico, que aloja en las casas de la gente del lugar, y establece relaciones con ella".

En 1820 Valdivia es la segunda ciudad más habitada de Chile, con 15 mil habitantes. Tras la anexión al territorio chileno, ese año, se produce una masiva emigración a Santiago, Concepción y Perú. "Vivíamos bajo el territorio de la monarquía, sin límites con Perú. Los matrimonios eran muy frecuentes entre peruanos y chilenos, Desde Valdivia había más tráfico al Callao que a Santiago, a la cual había que llegar después de dos días en carreta desde Valparaíso. Nuestras monjas y sacerdotes se iban a Lima".

Vocaciones religiosas alentadas por "el régimen llamado cristiandad: donde todo el mundo es católico, apostólico, romano, bautizado, casado por la iglesia, enterrado en el cementerio católico. Hay conventos donde están las hijas de los nobles españoles, el día comienza con la misa a las 6 de la mañana. El regimiento fijo de Valdivia marcha al son del rosario cantado y las letanías de los ángeles. Un régimen inimaginado para nosotros ahora. América era la esperanza de la iglesia, en Europa ya había ocurrido la reforma luterana".

La Independencia, con su liberalismo anticlerical, arrasa en todas partes con el poder eclesiástico y con la riqueza de los nobles. Se confiscan los bienes de la iglesia y se transforman conventos y regimientos. Y Valdivia no es la excepción: "Toda la platería de la iglesia de Valdivia y de las familias, fue confiscada por Lord Cochrane para fundirla, trasformarla en monedas y pagarle a los soldados que participaron en la toma". Se inicia un largo período de descristianización, abandono por parte del poder central y decadencia económica, con una sociedad de nobles no acostumbrada a trabajar que vive de sus fundos y rentas.


En la sala que montó en el Museo Philippi.
 
Subir
1 /  2 / 3 / 4 / 5 /
     
     ¿Tu Favorito?  Escríbenos
 Mapa
 Créditos  Un Sitio:
 Patrocina:
 Ganador del: