Rescate
Inicio/Notas y Reportajes/Rescate...
1 / 2 / 3 / 4 /
Mayo 2008
Entrevista con Germán del Sol, Premio Nacional de Arquitectura y autor del Hotel Remota de Puerto Natales
Alquimia patagónica (continuación)

 

¿Por qué consideras que estos son elementos arquitectónicos?

Son signos de vida y son arquitectura. Para mí la arquitectura no es la forma de las cosas (aunque tiene que tener forma) sino el contenido de sugerencias que ella encierra. Es como todo arte, el plus que hace que lo que antes era un montón de barro ahora sea una obra. Es lo que trasciende la materia. Por ejemplo, lo que yo llamo tu canto, no es tu voz, ni la letra de tu canción, ni como suena tu guitarra. Yo puedo juntar los mismos elementos y hacer algo totalmente distinto, incluso una porquería… La obra es lo que emana de todo eso.

La arquitectura es el único arte humano que te permite habitar, o sea, que es capaz de constituir un lugar, entendido como opuesto a una extensión. Los indígenas, en cada punto de su recorrido en el cual se detienen, crean un lugar a partir de los escasos elementos de que disponen. Hacen pinturas en los muros, eligen muy bien el terreno, después arman chozas con palos y un cuero de guanaco. Con pocas pertenencias los magallánicos creaban una arquitectura que sostenía la vida y la dignidad y que, además, transportaban consigo.

Retirar lo superfluo

¿Es una virtud la precariedad?

Si, mientras menos recursos hay, mayor creatividad. Gracias a la precariedad, ellos templaron su cuerpo para poder sobrevivir en un medio hostil. Ahora, tampoco se puede decir que esa forma de vida sea la mejor condición para construir un gran pueblo. De hecho, no llegaron a tener una gran población. La adversidad en Magallanes es mucho mayor, por ejemplo, que en Isla de Pascua, pero ellos lograron sobrevivir porque tenían una idea de la sustentabilidad del medio ambiente y porque no se dedicaron demasiado al culto, como los rapa nui, que concentraron sus esfuerzos en levantar estas esculturas a sus ancestros con el fin de que los protegieran y garantizaran su subsistencia. Allí demasiada energía se invirtió en la construcción de los moais, y no se dedicaron a la agricultura, por ejemplo. No fueron capaces de sostener su hábitat y prácticamente se extinguieron como pueblo.

¿Cómo se refleja la precariedad en el hotel?

Hay una intención de buscar la pureza y, por otra parte, la arquitectura genera espacios para que se manifieste la vida en su diversidad: Contemplar, comer, dormir…para cada experiencia hay un espacio que la potencia, y para ello se retira todo lo superfluo y accesorio, y eso mismo hace que sea de lujo. Retiras la música, el ruido, la televisión y entregas silencio. Retiras los muebles de diseño, se queda lo esencial: mesas, sillas, camas. No hay otros muebles. Pero es un esencial que no protesta contra el materialismo ni aspira al minimalismo, sino que se destina a potenciar la experiencia, viviendo con menos en relación a la ciudad, pero con mucho más que lo que tuvieron los pueblos originarios o los primeros habitantes. Obviamente, lo que se rescata es un espíritu. La gran diferencia es que tú puedes elegir, no como ellos, que no podían elegir. Eran muy pobres. En esa precariedad, en el caso de los ona, se alcanza un alto nivel estético. Yo trato de transmitir a las personas que a veces es más importante como experiencia reducir lo que uno tiene que aumentarlo, con el ejemplo exagerado de estos indígenas que vivían con lo más mínimo.

 
Subir
1 / 2 / 3 / 4 /

Prohibida la reproducción de imágenes y textos sin previa autorización escrita. Las opiniones expresadas en esta entrevista son de exclusiva responsabilidad de quien las emite y no representan necesariamente el pensamiento de Nuestro.cl
     
     ¿Tu Favorito?  Escríbenos
 Mapa
 Créditos  Un Sitio:
 Patrocina:
 Ganador del: