Rescate
Inicio/Notas y Reportajes/Rescate...
1 / 2 / 3 /
Abril 2008
Gabriela Mistral y la Tercera Orden Franciscana
La poetisa y el santo poeta

 

Las valiosas pertenencias de nuestra Nobel legadas al pueblo de Chile, bajo custodia de la Orden Franciscana, recién llegadas a nuestro país desde Estados Unidos, han sacado a la luz su intensa y amplia búsqueda espiritual y la relación que mantuvo con esta hermandad, faceta que revela Luis Vargas Saavedra en su ensayo "Gabriela Mistral en el espíritu de San Francisco", en donde da cuenta de la admiración de la poetisa por el "santo poeta" a quien considera "un artista que celebra la creación".

Una historia marcada por hitos como su viaje a Asís, cuna de San Francisco en Italia, donde, en 1924, se afilia a la Tercera Orden Franciscana; el recibimiento en 1950 del Premio Serra de las Américas, otorgado anualmente por la Academia Norteamericana de la Historia Franciscana; la prolongada escritura de Los Motivos de San Francisco, publicados en un solo volumen por primera vez en 1965 y, finalmente, durante 2007, la concreción de uno de sus más grandes anhelos: que esta congregación, a la cual nombra heredera de los derechos de autor de sus obras publicadas en América Latina, para destinar sus recaudaciones a los niños pobres, especialmente de Montegrande, fuera la que, tras su muerte, resguardara sus objetos más personales.


Por Paula Fiamma





Una Biblia en tres tomos, con empaste de cuero, canto dorado y anotaciones al margen realizadas por Gabriela Mistral; dos crucifijos y un prendedor que utilizó la poetisa al recibir el Nobel permanecen, desde noviembre de 2007, en custodia de la Orden Franciscana, concretándose así el anhelo de la creadora de entregar sus pertenencias al pueblo de Chile, bajo custodia de dicha hermandad. La entrega de este verdadero tesoro se realizó en noviembre de 2007 en una ceremonia oficiada por la ministra de Cultura Paulina Urrutia.


Diploma del Premio Nobel de Literatura, otorgado a la poetisa chilena Gabriela
Mistral por la Academia Sueca en 1945.

A nombre de la Orden Franciscana el padre Rogelio Wouters recibió estos bienes diciendo: "Esta parte del legado, más que cosas materiales, es la muestra de una mujer creyente, inspirada en lo divino, (es) el testimonio visible de una mujer que trascendió más allá del tiempo y de la historia".

Así, se concretó la primera entrega en el país de los objetos de la poetisa que permanecieron en manos de su albacea Doris Dana, y que tras su muerte quedaron en poder de su sobrina, Doris Atkinson. Las otras pertenencias están en custodia de la Dirección de Bibliotecas Archivos y Museos (Dibam), desde diciembre del año pasado. Esta acción le valió a Atkinson la retribución del Gobierno de Chile con la Orden al Mérito Bernardo O'Higgins. De esta forma, la Orden Franciscana, de la que era devota Gabriela Mistral a través de su membresía en la Tercera Orden Franciscana, se transformó en el primer organismo en recibir parte del legado de la laureada poetisa.

 
Subir
1 / 2 / 3 /

Prohibida la reproducción de imágenes y textos sin previa autorización escrita. Las opiniones expresadas en esta entrevista son de exclusiva responsabilidad de quien las emite y no representan necesariamente el pensamiento de Nuestro.cl
     
     ¿Tu Favorito?  Escríbenos
 Mapa
 Créditos  Un Sitio:
 Patrocina:
 Ganador del: