Rescate
Inicio/Notas y Reportajes/Rescate...
1 / 2 / 3 / 4 /
Junio 2007
Carlos Fonck
Testimonio de un arqueólogo amateur (continuación)

 

Al interés científico e histórico se suman, desde hace menos tiempo, la visión estética del arte precolombino, acaparando su atención la complejidad decorativa de las cerámicas, además de objetos tallados en piedra y puntas de flecha elaboradas en cuarzo rosado, cristal transparente, granito verde, obsidiana. "A eso se asocian temas científicos fascinantes en relación con las materias primas que utilizaron, la vegetación de la época, sus formas de alimentación", señala Fonck, quien describe su experiencia como un continuo y estimulante aprendizaje: "No conocía la belleza de la cerámica incaica presente en la Región Metropolitana hasta que fui al Museo de Cardöen, a la sala Hijos del Sol. Comparo estas cerámicas con las clásicas europeas. No conocía el patrón negro sobre salmón de la cerámica Aconcagua, hasta que vi las escudillas y cántaros desenterrados en Huechun, en la Región Metropolitana, ni los ceramios LLo-Lleo, color marrón-ceniza, con doble cabeza y ojos grano de café, que recuerdan a las máscaras africanas. Desconocía la hibridación inca-diaguita hasta ver la colección del Estadio Fiscal de Ovalle".

En este ámbito reconoce el aporte de los nuevos museos chilenos: "la colección arqueológica Cruz Giaconi, en la Plaza del Mulato, sus tembetás, que son adornos labiales de la cultura El Molle elaborados en combarbalita. Unas verdaderas joyas. Igualmente, el nuevo museo de (Ricardo) Claro en la Viña Santa Rita presenta colecciones diaguitas y otras, en un esquema estético muy interesante", dice destacando la creciente relevancia del arte precolombino chileno. "Este aspecto es de nueva data. El Museo Precolombino, que es de los museos de categoría en Latinoamérica, en un principio no tenía muchas piezas chilenas que mostrar, cosa que está comenzando a cambiar, aunque falta mucho por hacer". Entre los aspectos específicos que más le atraen, y sobre los cuales aún queda mucho que estudiar, se cuenta el patrón decorativo de la cerámica Aconcagua: "Todavía es un misterio para mí".


Asignaturas pendientes

El desconocimiento generalizado de las culturas prehispanas chilenas, arrasadas por la colonización española, es el problema fundamental que encierra lo que considera el mayor desafío actual respecto del patrimonio: la educación. "Hay temas como, por ejemplo, el hecho de que la civilización Inca en el valle del Maipo era mucho más potente de lo que los conquistadores describieron en sus relatos al rey. Hay que generar una explicación más profunda y más didáctica de nuestras raíces. Hoy es más fácil viajar a Perú o ir a museos en Europa que compenetrarse con lo que hay aquí -agrega-. Los museos tradicionales en Chile son como pasadizos para trasvasijar a escolares que luego rellenan guías prehechas del colegio. Una vez pasado el curso, el tema se olvida". Por otra parte, Fonck apela al tan escaso amor por lo propio: "No basta con crear leyes y declarar monumentos nacionales, si sólo nos concentramos en admirar lo de afuera".

 
Subir
1 / 2 / 3 / 4 /

Prohibida la reproducción de imágenes y textos sin previa autorización escrita. Las opiniones expresadas en esta entrevista son de exclusiva responsabilidad de quien las emite y no representan necesariamente el pensamiento de Nuestro.cl
     
     ¿Tu Favorito?  Escríbenos
 Mapa
 Créditos  Un Sitio:
 Patrocina:
 Ganador del: