Rescate
Inicio/Notas y Reportajes/Rescate...
1 /  2 / 3 / 4 /
Abril 2007


Fernando Montes, arquitecto:

"Los proyectos urbanos tienen que basarse en la memoria y la inteligencia colectiva" (continuación)

 

- Además del magíster sobre urbanismo en el que participas como profesor, se han realizado varios proyectos de intercambio de alumnos chilenos y franceses.

- Lo primero que hicimos fue el proyecto del anillo ferroviario, que era algo que yo estaba persiguiendo hace mucho tiempo, desde que me interesé en Vicuña Mackenna. El fue el primero que formuló este anillo, que se llamaba el Camino de Circunvalación, que era, al mismo tiempo, una manera de darle forma a la ciudad y de crear la posibilidad de ir de un lado a otro de una manera rápida. Hizo ocho estaciones y un tren que daba la vuelta a Santiago. Lo que habría que hacer hoy es un tranvía. Todos los sistemas que se han hecho son radiales, convergen en el centro y se abren hacia la periferia. Entonces hay un desequilibrio. Para ir de Independencia a República tienes que pasar por la Alameda. Cuando tu podrías transitar a través de barrios que tienen una continuidad. Podrían haber trayectos mucho más ricos. Ahora yo estoy metido en el tema de que la Norte-Sur, que ha sido uno de los errores más terribles, que creó un falso límite al centro y mató el Barrio Poniente, se convierta en un boulevard dentro de la comuna de Santiago: plantarlo y construirlo. El anillo con el tranvía, más el boulevard al medio, y la Alameda sólo con transporte colectivo y ya tenemos una transformación de la ciudad.

- ¿Y qué hacemos con el smog?

- Hace cuatro años atrás traje a mis estudiantes franceses para hacer un proyecto para descontaminar Santiago. A mí se me ocurrió que era igual que una cocina. Cuando tú haces chicharrones el olor queda tres días. Entonces hay que aplicar a gran escala lo mismo que uno hace en una cocina. Abrir ventanas en los extremos y poner la campana de cocina. La campana son unas chimeneas de 200 metros de alto bastante complicadas. No hay muchos lugares donde se puedan poner. Las ventanas se pueden abrir cortando la montaña. Decidimos que con la gran tecnología minera que hay en Chile se puede producir, en Conchalí, una urbanización que consista en cortar de una buena manera el cerro para que se produzca el paso de aire y lo que quede sea utilizable y bonito. Es un típico proyecto territorial. Posiblemente el loteo no tenga una conexión ideal, pero la ganancia es mucha.

- ¿Y entonces por qué no hacer simplemente los túneles?

Lo que pasa es que esos grandes movimientos de tierra permiten aprovechar una situación espectacular entre dos valles y una pendiente adecuada para poner viñas, por ejemplo, que son transiciones entre la ciudad y los terrenos agrarios, como ocurría antes en Macul. Además permitiría darle un remate al Parque Metropolitano, el Cerro San Cristóbal. Son varios los elementos que se consideraron.

- ¿Crees en los logros urbanos del Bicentenario?

- Lagos tiene una visión certera de las cosas. Pero los proyectos que el MOP elige son cualquier cosa. El Bicentenario es una confusión, un enredo, no un proyecto. Es una serie de pugnas más resueltas. Hay indicaciones en todas las direcciones. Medidas para satisfacer clientelas. No es un proyecto de futuro ni un proyecto de país. Es un mosaico de proyectos que no tienen un espinazo. Por otro lado, en la medida en que a los alcaldes lo único que les interese sea "dinamizar" la comuna, es difícil que cambie el panorama, porque los negocios inmobiliarios traen mucha plata. Así se siguen botando casas maravillosas para hacer edificios que podrían estar en cualquier parte.

- ¿Vamos a estar peor o mejor en el 2010?

- Mientras se siga pensando que las cosas se pueden hacer sin planos, vamos a tener una suma de fenómenos mal interpretados y provincianos de la modernidad: túneles, autopistas, edificios altos, instalaciones que nos sitúen entre las mejores ciudades del mundo para hacer negocios. El Transantiago es el mejor ejemplo de que hay que ser más humilde, porque no existen los proyectos mesiánicos. Los proyectos tienen que ser controlables y basarse en la experiencia, en la memoria y en la inteligencia colectiva. No son necesarios grandes hitos para tener dinamismo. En Suiza, por ejemplo, nunca sucede nada importante y sin embargo hay una dinámica increíble.

 
Subir
1 /  2 / 3 / 4 /
     
     ¿Tu Favorito?  Escríbenos
 Mapa
 Créditos  Un Sitio:
 Patrocina:
 Ganador del: